Homenaje a heroína del Moncada Melba Hernández a 100 años de su natalicio

Spread the love

Santiago de Cuba, 28 .— La heroína del Moncada Melba Hernández Rodríguez del Rey es recordada hoy en el centenario de su natalicio por trabajadores del Museo Histórico Granjita Siboney, en la periferia de esta ciudad, sitio de partida de los asaltantes al cuartel de la dictadura batistiana el 26 de julio de 1953.

En el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, donde descansa junto a sus compañeros de lucha participantes en la valerosa acción, se depositó una ofrenda floral dedicada a la destacada combatiente, nacida en Cruces, en la actual provincia de Cienfuegos.

Ejemplo de fidelidad a la Revolución, a Fidel y a Raúl (Castro), junto a Haydée Santamaría fueron las dos únicas mujeres de la llamada Generación del Centenario enroladas en el asalto al Moncada.

En ocasión de la fecha de su nacimiento, la institución muestra una exposición sobre la luchadora, que puede apreciarse en el perfil institucional en Facebook del Centro Provincial de Patrimonio Cultural.

Contiene fotografías de sus visitas al museo, antigua casa de recreo nombrada Villa Blanca, Monumento Nacional, a la salida de la prisión y junto a Fidel Castro, al tiempo que expone objetos personales.

En este día, también el Museo Histórico 26 de Julio publicó un artículo en esa plataforma virtual sobre la valerosa luchadora.

De todas las misiones que asumió Melba, una de las más importantes fue la edición, impresión y distribución clandestina del alegato de autodefensa del líder de la Revolución, que pasó a la posteridad como La Historia me Absolverá, y que salía secretamente de la cárcel, hoja por hoja.

Tuvo Melba Hernández, como es conocida por los cubanos, la trascendental tarea de recopilar y organizar esas notas.

Integrante del Movimiento 26 de Julio desde su fundación, participó en México en los preparativos de la expedición del yate Granma y de regreso a Cuba se incorporó a las filas del Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy.

Fallecida el 9 de marzo del 2014, sus cenizas fueron depositadas el 29 de julio del propio año en el Mausoleo de los Mártires de la Revolución, en Santiago de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *