Trabajemos en Centro Habana y en todos los municipios de la capital

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
La iniciativa Hacia un ecosistema integral de desarrollo inclusivo y sostenible en Centro Habana, propuesta para la primera etapa de implementación de la estrategia de desarrollo local de ese municipio, fue presentada en el chequeo que mensualmente realiza la dirección del país a los programas de atención a la capital.
Trabajemos en Centro Habana y en todos los municipios de la capital

Chequea Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, programas de desarrollo en La Habana

La iniciativa Hacia un ecosistema integral de desarrollo inclusivo y sostenible en Centro Habana, propuesta para la primera etapa de implementación de la estrategia de desarrollo local de ese municipio, fue presentada en el chequeo que mensualmente realiza la dirección del país a los programas de atención a la capital.

El proyecto, que empieza a hacerse realidad, se conecta con una proposición realizada anteriormente por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien acotó que esa idea correspondía al General de Ejército Raúl Castro Ruz, interesado en que en Centro Habana se aplicara un programa similar al de La Habana Vieja.

La estrategia de desarrollo municipal se concibe a partir de una activa participación de sus habitantes –donde aporten ideas, pero también laboren para concretarlas– junto a sinergias con las instancias políticas y ejecutivas de la provincia y la nación, incluyendo un grupo de trabajo gubernamental que dirigirá el Primer Ministro y que atenderá el propio Presidente de la República, quien instó «a trabajar por Centro Habana y todos los municipios de la capital». 

Al encuentro asistieron el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, el vice primer ministro Alejandro Gil Fernández, titulares de varias carteras y otras autoridades nacionales.

Participaron delegadas y delegados de circunscripción, presidentes de consejos populares y asambleas municipales del Poder Popular, intendentes y otros representantes de la provincia, encabezados por el primer secretario del Comité Provincial del Partido en la capital, Luis Antonio Torres Iríbar.

Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, informó en el inicio del intercambio sobre el trabajo que se desarrolla desde hace alrededor de un mes en los 62 barrios priorizados de la capital, que, debido a su vulnerabilidad, están recibiendo una atención diferenciada.

En ellos se implementa un grupo de medidas lideradas por varios ministerios, actores provinciales, municipales, comunitarios y los propios habitantes de cada comarca. Hasta el momento se han realizado más de 3 600 acciones constructivas, y siguen creciendo, junto a otras con un impacto social directo, «aunque aún nos falta mucho por hacer», reconoció.

El Gobernador reseñó las labores acometidas por los grupos multidisciplinarios creados para la transformación de esos barrios y la interacción entre los diferentes actores involucrados, entre los que priman excelentes relaciones.

García Zapata explicó decisiones adoptadas en el periodo, como el establecimiento de un grupo de trabajo para la atención a las problemáticas sociales en la provincia y otro para los recursos materiales y de aseguramiento.

Se refirió a las acciones de carácter social de mayor impacto e hizo especial énfasis en el intercambio sistemático con la población y el diálogo con más de 21 000 personas.

Lo que se está haciendo es muy bien recibido por el pueblo habanero, que expresa constantemente su agradecimiento, señaló por su parte Luis Antonio Torres Iríbar.

Coincidiendo con el primer secretario del Comité Provincial del Partido en La Habana, Marta Oramas Rivero, viceministra primera de Transporte, expuso las experiencias de su organismo, que está trabajando en cinco barrios vulnerables de Guanabacoa. «Es una experiencia única, donde todos estamos aprendiendo, nosotros de quienes trabajan en los barrios y ellos de nosotros, según nos han dicho».

Narró las enseñanzas que les va dejando el intercambio con los habitantes de las comunidades, como en una donde, en un espacio que fue liberado de escombros, las autoridades locales deseaban hacer un parque, pero la gente lo que quería era instalaciones de servicio. Era lo que necesitaban, y se están construyendo, explicó.

 PODER POPULAR, PODER DEL PUEBLO

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba compartió con los asistentes –una amplia representación de los órganos representativos en La Habana– conceptos medulares sobre el funcionamiento del Poder Popular según establece en su letra y espíritu la Constitución de la República.

Son reflexiones necesarias –explicó– a partir de planteamientos, consideraciones y percepciones que le han transmitido en sus encuentros de las últimas semanas con miembros de varios sectores sociales donde el tema fue debatido.

Nosotros tenemos un concepto de gobierno basado en el Poder Popular, que contiene la manera en que funcionan esos órganos y la manera en que participa la población, «y si eso se nos fragmenta, no hay ejercicio de poder popular», señaló.

Tenemos –continuó– que articular el funcionamiento de estos órganos, que en el caso de los municipios son la asamblea municipal del Poder Popular, el Consejo de la Administración (que tiene una función ejecutiva-administrativa y se subordinan a la asamblea municipal), los delgados –que conforman la Asamblea Municipal– y el trabajo con la población.

En otro momento de su intervención, Díaz-Canel apuntó que «la Asamblea Municipal del Poder Popular es el principal representante del Estado, la instancia máxima del Estado en el municipio, por lo tanto, todo lo que se va a hacer en un municipio, lo tiene que aprobar la asamblea municipal.

Si se va a hacer una intervención en un barrio, el delegado o los delegados o el presidente de ese consejo popular tienen voz y voto en la asamblea para referir lo que quiere hacerse, y la asamblea (el conjunto de sus miembros), analiza las prioridades que se plantean y aprueba qué se hará. «Después que ella apruebe, es que el consejo de la administración realiza sus funciones administrativas-ejecutivas, pero no se puede obviar a la asamblea, el consejo no puede aprobar algo que no haya sido decidido y analizado por la asamblea».

Sobre otra instancia de trabajo de estos órganos, las comisiones temporales y permanentes, señaló que estas, integradas por delegados, y donde participa la población, pueden encontrar soluciones a los problemas que existen o proponer cómo tratarlos.

Son todas estas estructuras –resumió el mandatario– «las que garantizan la relación directa entre los órganos estatales, entre el municipio y la población, si no, no hay Poder Popular. Si dos o tres personas son quienes deciden las cosas, ahí no hay ejercicio de poder popular».   

EL BARRIO ES DEL BARRIO

Sobre el trabajo en los barrios vulnerables que están liderando los ministerios, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista insistió en el concepto de que en ellos no se interviene; «al barrio hay que llegar y ver al delegado, a las instancias del barrio, preguntar qué criterios tienen, qué diagnóstico tienen, y si no lo hay, hacerlo».

Es sobre la base de ese diagnóstico –agregó–, que se establecen las prioridades, y los delegados y el consejo popular tienen que ser capaces de entre las tantas prioridades que tienen, entre tantos problemas acumulados, definir prioridades con la participación de la población. «Hay que consultar a la población sobre estas cosas, preguntarle qué se prioriza, si la carretera, si las aceras, si el círculo social, si la casa de cultura; esa es la democracia nuestra».

A la vez, agregó Díaz-Canel, esas prioridades tienen que ir a la asamblea municipal, que entre tantos proyectos, entre tantas circunscripciones, en discusión colectiva de los delegados, debe aprobar, determinar, establecer las líneas.

Tras un amplio análisis sobre otros preceptos que rigen el trabajo de los órganos locales del Poder Popular y las facultades que les otorga la Constitución de la República, Díaz-Canel subrayó la importancia «de la atención a los planteamientos de la población, que son los que van dando una guía sobre sus aspiraciones, motivaciones, problemáticas».

Ante la dinámica impuesta por la pandemia, señaló que, de manera rápida, hay que actualizar esa labor. «Todavía no podemos hacer rendiciones de cuentas, pero hay que activar mecanismos a través de los cuales los delegados puedan tener un contacto más directo con grupos de electores, y puedan, primero, levantar todo lo que está pendiente de respuesta, y segundo, conocer cuáles son los nuevos planteamientos.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista abordó otros temas y tareas a acometer en los asentamientos poblaciones, como la atención a los jóvenes desvinculados del estudio y el trabajo, a los que hay que proveer de capacitación y empleo; y la atención a los líderes de proyectos comunitarios, quienes están haciendo una buena labor, a veces sin ningún apoyo institucional, reconoció.

Si trabajamos así –resumió el Jefe de Estado–, las comunidades van a ir encontrando su prosperidad, van ir aprovechando sus potenciales y eso hará más fácil y expedito el desarrollo local, el desarrollo del municipio, de la provincia, y por lo tanto, del país.(René Tamayo)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.