Reconoce santiaguera valía de la familia en tiempos de pandemia

Reconoce santiaguera valía de la familia en tiempos de pandemia

Santiago de Cuba, 16 may.— La santiaguera Blanca Luna Tarancón reconoce la valía de la familia en tiempos de pandemia, pese a que no pasará el día rodeada de los suyos porque el aislamiento social para evitar la propagación de la COVID-19 así lo requiere.

Con pelo canoso y piel arrugada, Blanca aseveró que esas marcas de la vejez son externas, porque ella tiene la edad que le dicta el corazón, siempre joven, y con muchos sueños por delante, además de la alegría que no desaparece, aunque la presencia del SARS-CoV 2 le impida, temporalmente, el abrazo de su bisnieta Sofía.

A sus 74 años de edad, esta trabajadora de la cultura, ya jubilada, extraña los paseos por la ciudad, ver el mar y tomar un helado con las viejas y nuevas amistades, lo cierto es que la epidemia ha trastocado sus hábitos y costumbres de vida, pero ahora dedica horas a tejer, coser, cuidar sus plantas y reinventar manualidades, al lado de su esposo.

Hasta el momento he suplantado unas rutinas por otras, aunque lo insustituible para mí es la felicidad de compartir con mis hijos, nietas y Sofía, disfrutar de sus ocurrencias, su sonrisa y besos, esa pequeña se convirtió en una razón para vivir por mucho tiempo más, sé que me encuentro en el grupo vulnerable y por eso me cuido, sostuvo.

Luna Tarancón exhortó a todas las personas a quedarse en casa, preservar sus vidas y contribuir a su felicidad lo antes posible, cuando la COVID-19 se convierta en un triste recuerdo para los cubanos, sobre todo para los adultos mayores, quienes más sufren el padecimiento y el confinamiento social.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Familia, en un contexto diferente y amenazado por el nuevo coronavirus SARS-CoV 2, y valen algunos consejos para que las personas con más de 60 años eviten la depresión y se fortalezcan ante la contingencia epidemiológica.

En ese sentido, Beatriz Pérez Quintana, profesora de Psicología de la Universidad de Oriente, recomienda mantener adecuada comunicación con los familiares, compartir recuerdos, en tanto robustece las relaciones con ellos, el árbol brotado de sus raíces.

Asimismo, subrayó la importancia de la autoestima y la confianza en la experiencia, porque esta le ayudará a adaptarse a las nuevas circunstancias y afrontar las adversidades y conflictos de manera positiva, con actitud autónoma, optimista y orientada en el futuro.

Sin dudas el núcleo familiar juega, como nunca antes, un papel determinante en el cuidado y protección de los adultos mayores, los más afectados por la crisis sanitaria que vive el planeta Tierra. (Beatriz Vaillant Rodríguez)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.