Por una respuesta más integral y culta hacia los jóvenes

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
La socióloga se refirió a problemas que impactan en el desarrollo de la juventud cubana, como es el caso de los niveles escolares dispares en determinados municipios rurales; la migración interna, con saldos más desfavorable en las provincias orientales; la migración externa, con las tasas mayores en las provincias occidentales, fundamentalmente de jóvenes con alta calificación, y en su mayoría mujeres.
Por una respuesta más integral y culta hacia los jóvenes

La Habana, 3 feb.— Elaborar una política de atención integral hacia las juventudes y crear un Grupo de Trabajo Gubernamental para ello, fueron dos de las propuestas que destacados investigadores de la sección de Ciencias Sociales de la Academia de Ciencias de Cuba presentaron al Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el encuentro que todos los meses mantiene con expertos de varias áreas del conocimiento para tratar los temas que más le urgen a la nación.

Correspondió a la doctora María Isabel Domínguez García, del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, exponer una detallada investigación sobre “El desafío generacional para el desarrollo del proyecto social cubano”, en el que se planteó el problema de cómo garantizar la continuidad de la integración social de las nuevas generaciones para el desarrollo de la Revolución.

Domínguez García explicó que los contextos históricos marcan la diferenciación generacional, y en el caso de Cuba esas etapas se han definido como: pre-revolucionaria (antes del 59); etapa de triunfo, consolidación e institucionalización (1959 – 1989); y etapa de crisis económica y sucesivas reformas posteriores a la caída del Muro de Berlín y la desintegración de la URSS (1990 – actualidad).

Particularmente sobre ese último lapso de tiempo detalló que ha estado atravesado por el Período Especial; luego por la Batalla de Ideas, caracterizada por la emergencia de nuevos programas sociales; y la actualización del Modelo Económico y Social. En la población cubana hoy, señaló, coexisten todos esos grupos generacionales.

La socióloga se refirió a problemas que impactan en el desarrollo de la juventud cubana, como es el caso de los niveles escolares dispares en determinados municipios rurales; la migración interna, con saldos más desfavorable en las provincias orientales; la migración externa, con las tasas mayores en las provincias occidentales, fundamentalmente de jóvenes con alta calificación, y en su mayoría mujeres.

En términos de emancipación familiar, Domínguez García señaló los problemas de acceso a una vivienda independiente por parte de los jóvenes. La mayoría, dijo, convive con sus padres, suegros u otros familiares, de manera que hacer un proyecto de familia joven e independiente es bastante complejo en las condiciones actuales.

El desafío generacional, apuntó la doctora, pasa entre otros aspectos por lograr la inclusión de los jóvenes en empleos productivos, y que ello permita la constitución de proyectos individuales, en correspondencia con el proyecto social; fortalecer los valores; fomentar la participación; y atender las condiciones de vulnerabilidad, vinculadas sobre todo con las desigualdades por género, color de la piel y territorios.

Al referirse a la necesidad en Cuba de una política de atención integral hacia las juventudes, consideró que ello requiere un cambio de enfoque en la concepción e implementación de acciones dirigidas a ese sector, con una visión multisectorial, transversal e integral. En estos momentos, aclaró, hay muchas políticas que tocan a la juventud pero no son sectoriales, no se integran y a veces no se toman en cuenta entre ellas.

También acerca del Grupo de trabajo que debe crearse para la conformación e implementación de esa Política más integral, señaló que debe ser gubernamental y requiere de la aplicación de ciencia e innovación a todo el proceso. Deberá apoyarse para su labor en el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, el Centro de Estudios sobre la Juventud y otras instituciones de Ciencias Sociales.

Los investigadores propusieron al Presidente varias acciones para garantizar los cuatros pilares básicos de la integración social de las juventudes: educación, empleo, emancipación familiar y participación, que a decir del mandatario serán tomadas en cuenta.

El Jefe de Estado valoró como muy importante los aportes de este encuentro que nos ratifican un grupo de temas en los que venimos trabajando sobre la niñez y la juventud. Nos afirman que tenemos que ir al diseño de políticas públicas, y que hay que hacer más estudios sobre problemáticas relacionadas con ese importante sector.

Recordó la indicación recientemente dada al Ministerio de Educación Superior para hacer modificaciones en el proceso de ingreso a las universidades, que den facilidades a jóvenes procedentes de familias con vulnerabilidades y desventajas en nuestra sociedad.

Reseñó Díaz-Canel que igualmente se ha hecho un levantamiento de todos los programas sociales que potenció el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, durante la Batalla de Ideas, para saber el estado actual de cada uno, determinar cuál requiere un perfeccionamiento a la luz de estos tiempos, y si habría que desarrollar otros nuevos.

Todos los debates que estamos promoviendo, apuntó el mandatario, están identificando que nosotros necesitamos una respuesta más culta, más elevada y más integral por parte de todas las instituciones en el país que tienen que ver con la atención al universo juvenil.

Estoy de acuerdo, dijo, con que tenemos que ir a la creación de un grupo de trabajo gubernamental para la atención a la juventud, desde una visión integral, apoyándose en todas las investigaciones que existen desde hace mucho tiempo.

Hay que tratar los temas de la juventud y la niñez sin estereotipos, consideró, tenemos que ver qué contradicciones tenemos en su formación, cuáles son las causas de esas contradicciones, y luego hacer políticas para poder superarlas, porque poniendo parches nos vamos a resolver ningún tipo de problema.

“Estamos claros que este es un problema estratégico, complejo, que tiene particularidades en los momentos actuales que debemos atender, y hay voluntad y comprensión de que tenemos que darle una prioridad”.

La manera de hacerlo es en un espacio multidisciplinario, multisectorial, y con grupos de expertos. Será un tema que iremos llevando de manera sistemática, aseguró Díaz-Canel a los investigadores en este encuentro que contó con la participación de los viceprimeros ministros Inés María Chapman Waugh y Jorge Luis Perdomo Di-Lella. (Leticia Martínez Hernández)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.