Una escuela donde No hay espacio para la desesperanza

Spread the love

Santiago de Cuba, 25 nov.— La escuela especial Amistad Cuba Vietnam es referente de buenas prácticas educativas inclusivas. Niños y adolescentes con discapacidades físico motoras de las 5 provincias orientales que estudian aquí han vuelto felices a sus aulas luego de un año lejos de su escuela.

Foto: Autora

Si hay un lugar donde no hay espacio para la desesperanza esa es la escuela especial Amistad Cuba Cuba Vietnam de Santiago de Cuba. Fue un sueño del líder histórico de la Revolución Fidel Castro que cumplió Raúl Castro. Y eso bien los sabe Yaimí Ramírez una jovencita de séptimo grado que ama la poesía y bien dispuesta declama versos que evocan el valor y humanismo de Fidel, y cuando lo hace se emociona mucho.

Yaimí es uno de los 90 niños y adolescentes con discapacidades físicos motoras de las 5 provincias orientales que estudian bajo el cariño, los cuidados y la palabra que enseña y anima de docentes, rehabilitadores, y de todo el personal de servicios y administrativo que han convertido esta escuela en hogar.

Foto: Autora

Por eso retornar luego de más de un año lejos por la pandemia del coronavirus es una verdadera alegría.

Así lo expresa Juan Carlos Alarcón otro avispado jovencito que cuenta que se siente feliz de regresar al aula y a su escuela, estar con los amigos y los maestros y aprender, pues quiere mucho acabar la Secundaria Básica.

Tan distintos y diversos como los colores del arcoíris nacen con luz propia así me gusta ver a estas personitas que desafían sus discapacidades físicas.

Y es que la voluntad se hincha en ellos, en sus familias, y crece en esta escuela. El amor les une en un mismo sueño ser independientes, útiles y felices.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *