Díaz-Canel: “El bloqueo supera cualquier deseo, nos retrasa”

Spread the love

La Habana, 16 jul.— Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, insistió en la denuncia del bloqueo genocida impuesto por el gobierno de Estados Unidos a la Antilla mayor durante 60 años, como el principal obstáculo a su desarrollo.

“El bloqueo supera cualquier deseo, nos retrasa, no permite avanzar a la velocidad que necesitamos, y eso ocasiona que, aunque actuemos sobre los problemas, se acumulan más los que quedan sin resolver en relación con aquellas dificultades a las que se les da solución”, escribió el mandatario en Twitter.

Desde su cuenta oficial en esa red social, el Presidente cubano retomó así una de las ideas expresadas en estos días de combate en defensa de la verdad y la razón, en medio del alud de mentiras, las campañas de odio y los insistentes llamados desde el exterior a un estallido social en la nación caribeña.

La conjura anticubana y toda esa potente maquinaria mediática financiada por el gobierno de EE. UU. ha hecho de las carencias y las dificultades económicas y financieras que atraviesa Cuba un arma para culpar a sus autoridades de ineptitud, inercia y desinterés para enfrentar los problemas y asegurar el bienestar del pueblo.

Como han denunciado el propio Díaz-Canel, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla y otros dirigentes, tales aseveraciones rezuman cinismo y ocultan la verdadera causa de tales dificultades y carencias, que es ese bloqueo económico, comercial y financiero feroz y recrudecido con las más de 240 medidas adoptadas por el expresidente Donald Trump y mantenidas hasta ahora por su sucesor Joseph Biden, en medio del duro azote de la pandemia de COVID-19.

El músico y activista británico Roger Waters, fundador de la mítica agrupación Pink Floyd, difundió en las redes sociales un mensaje que retrata la situación y muestra cuán desvergonzada es esa aseveración, repetida una y otra vez para desestabilizar, fomentar el descontento y el odio, provocar el caos, propiciar una intervención “humanitaria” y cumplir el sueño de liquidar la Revolución y recuperar a Cuba:
Estas fueron sus palabras:

“Si le interesa mi casa y no me la puede comprar, es porque no se la quiero vender, ni tampoco se la quiero alquilar o arrendar. Entonces usted me encierra en mi casa, y no me deja salir para ir al supermercado, ni a la farmacia, ni al banco, y tampoco deja que me vendan los repuestos del carro o la moto, y aunado a esto me cancelan las cuentas y tarjetas de crédito y ahorro”.

“Al cabo de un tiempo mis familiares se van a desesperar, algunos escaparán por la ventana… y usted desde afuera empezará a vociferar que soy un inepto para conducir las riendas de mi casa y que soy un dictador, que hago sufrir a mi familia… y entonces van a comenzar a decir que el gobierno de mi casa está en CRISIS y que los vecinos tendrán permiso para INTERVENIR y ECHARME con el propósito de atender la CRISIS HUMANITARIA de mi familia”.

“Eso sí… nunca usted dirá que lo que le interesa es quedarse con mi casa. Y que por eso fue que usted me puso a mí en esta situación tan CRÍTICA ante mi familia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =