A un año de pandemia: la misma voluntad del primer día

El laboratorio de virología de esta ciudad cumplió este lunes el primer año en el diagnóstico de la COVID-19 y sus profesionales mantienen la voluntad de contribuir a la lucha contra la enfermedad, pese al cansancio por tanto tiempo en la zona roja.
A un año de pandemia: la misma voluntad del primer día

Santiago de Cuba, 17 mar.— El laboratorio de virología de esta ciudad cumplió este lunes el primer año en el diagnóstico de la COVID-19 y sus profesionales mantienen la voluntad de contribuir a la lucha contra la enfermedad, pese al cansancio por tanto tiempo en la zona roja.

Desde marzo de 2020, la institución procesó unas 258 mil 342 muestras de PCR en tiempo real, incluidas –hasta noviembre- las provenientes de todos los territorios orientales, y tras dos jornadas de operaciones, el día 18, confirmó la primera persona con el virus SARS-Cov-2 en la vecina Holguín.

La aparición, casi diaria, de nuevos casos complejizó el escenario sanitario de la región, lo cual conllevó a prolongados períodos de cuarentena, mientras que los trabajadores de la entidad permanecieron en sus puestos, a pesar de las limitaciones y sacrificios familiares.

Nucleados alrededor de la doctora María Victoria Cabrera (Mayi), responsable de la actividad, esos 15 santiagueros entre mujeres y hombres, todos jóvenes, jamás renunciaron a su compromiso con la vida de sus coterráneos (cubanos), aun cuando las medidas adoptadas por la máxima dirección del país –referidas al régimen de trabajo- les permitía recluirse en casa al tener hijos pequeños.

En turnos de 12 horas o más, el colectivo determinó la presencia del nuevo coronavirus en pacientes con diversas edades y disímiles patologías, mas nunca regresaron a sus hogares con resultados pendientes en el laboratorio, conscientes que de la confiabilidad y oportunidad de sus procederes dependían las medidas encaminadas al control del padecimiento.

La labor ininterrumpida en la pandemia cambió la vida de Mayi, quien entrena a bioquímicos, farmacéuticos y laboratoristas clínicos que por decisión personal se sumaron para la realización y procesamiento de los PCR.

También se la transformó a Jeyker Prado y Maikel Cobas, los informáticos del centro, que procuran evadir los besos y abrazos de sus hijas cuando llegan del trabajo, aunque en ese intento se les apriete la garganta y lloren más de una vez, y afirmen lo hacen para protegerlas.

A Mavis Taylén Diez, la microbióloga, hija de ancianos y esposa de enfermero, no le va diferente porque la detección de la COVID-19 la aleja del cariño físico de su pequeña, pero a todos les reconforta que ella lo hace por el bien de muchos otros seres humanos.

En el instante en que la amenaza del contagio se volvió certeza para algunos, el resto prosiguió –lógicos temores mediante- con el diagnóstico del SARS-CoV-2: el encargo social siempre habló más alto y ahí, también, radica su Proeza Laboral.

Justo cuando la provincia transitaba por el camino más difícil del tercer rebrote de la enfermedad respiratoria, en enero de 2021, el laboratorio atravesaba por similar situación porque las exigencias del momento superaban las condiciones tecnológicas para asumirla.

No obstante, gracias al esfuerzo mancomunado del sistema de Salud y el gobierno, nuevos equipos se instalaron en la institución, lo cual amplió la capacidad de procesamiento, dos mil por día, y disminuyó la demora en la confirmación de los resultados, de 36 a 48 horas promedio.

Durante este tiempo la fuerza laboral creció, 92 personas entre colaboradores de otras instituciones médicas y las universidades, se separaron las responsabilidades administrativas de las prácticas, y se adiestraron a los profesionales de Guantánamo y Granma para que laboren en los laboratorios de biología molecular de sus territorios.

Hoy, en un contexto signado por avances y retrocesos en el control de la COVID-19, y los progresos de los cinco candidatos vacunales cubanos (Soberana 01, Soberana 02, Soberana Plus, Abdala y Mambisa), los trabajadores del laboratorio de virología de Santiago de Cuba ratifican que, a un año de pandemia, continúa la misma voluntad del primer día. (Beatriz Vaillant Rodríguez)

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.