Los números hablan, y la responsabilidad decide

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Lo que se proyecta para Cuba, en términos de crecimiento de casos confirmados a la COVID-19, es una semana muy parecida a la anterior. Así lo expresan pronósticos basados en modelos matemáticos, según explicó este martes Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana.
Los números hablan, y la responsabilidad decide

La Habana, 24 feb.— Lo que se proyecta para Cuba, en términos de crecimiento de casos confirmados a la COVID-19, es una semana muy parecida a la anterior. Así lo expresan pronósticos basados en modelos matemáticos, según explicó este martes Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana.

Su explicación tuvo lugar durante la reunión con el grupo de científicos y expertos que lideran las actividades de ciencia e innovación tecnológica en el enfrentamiento a la COVID-19, la cual estuvo encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz; por el Comandante de la Revolución y vice primer ministro, Ramiro Valdés Menéndez, y por los vice primeros ministros Roberto Morales Ojeda e Inés María Chapman Waugh.

El doctor en Ciencias Guinovart hizo alusión a un pronóstico a largo plazo que indica un crecimiento de los casos confirmados. Habló sobre tareas futuras que se han propuesto los expertos, como simular acciones que podrían servir para disminuir las cifras, y reconoció cuánto han hecho las instituciones para controlar la expansión del nuevo coronavirus. Hay que seguir insistiendo en el tema de la conciencia individual y del trabajo colectivo, dijo, como camino seguro para mejorar los indicadores.

Al hablar de una semana durante la cual el escenario epidemiológico no cambiará mucho, Guinovart hizo referencia a las provincias que tienen las situaciones más complejas, como La Habana,  para la cual se pronostica un crecimiento de casos.

Santiago de Cuba, Guantánamo, Mayabeque, Pinar del Río y Camagüey, son otros de los territorios con situaciones epidemiológicas desfavorables; aunque sobre Guantánamo comentó que ha logrado una «velocidad de crecimiento menor», una «pendiente más baja», lo que es señal de que el número de casos confirmados tiende a disminuir.

«Consideramos que el parámetro de los casos confirmados es el más importante sobre el cual hay que incidir», destacó el profesor, quien afirmó, además, que, aunque todos los parámetros son importantes, para controlar la epidemia hay que buscar la forma de desarrollar acciones que disminuyan las cifras de los casos.

Sobre la capital, el Presidente Díaz-Canel habló de la pertinencia de agilizar el aislamiento de los contactos de casos confirmados, lo que conllevará a cortar más rápidamente la transmisión.

Los especialistas reflexionaron acerca de la actual situación epidemiológica del país y, entre ellos, la doctora Ileana Morales, directora de Ciencias del Ministerio de Salud Pública, presentó un análisis sobre la correlación entre la incidencia de la enfermedad y los índices de mortalidad en la población.

PULSANDO CIFRAS

En Cuba han sido diagnosticados, en los últimos 15 días, 12 358 casos positivos, para una tasa de 110,5 por cada 100 000 habitantes, y mantienen las cifras más elevadas La Habana, Guantánamo, Santiago de Cuba, Mayabeque, Isla de la Juventud y Pinar del Río.

La información fue ofrecida, también este martes, desde el Palacio de la Revolución, por la doctora Carilda Peña García, viceministra de Salud Pública, durante la reunión del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus.

En el encuentro, encabezado por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; por el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa, y por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, la viceministra Carilda Peña apuntó que el país acumula, desde los primeros días de la COVID-19 entre nosotros hasta hoy, un total de 304 fallecidos por cuenta de la enfermedad, para una letalidad de 0,66 %.

Entre las principales causas de aplicación de sanciones en el país, la especialista mencionó el incumplimiento de las medidas sanitarias dictadas por las autoridades competentes; el no uso o uso incorrecto del nasobuco en vías públicas, ómnibus e interiores de centros laborales, y el empleo inadecuado de soluciones desinfectantes para manos y superficies. (Alina Perera Robbio)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.