Elvira Cape no es solo una biblioteca

Elvira Cape no es solo una biblioteca

20200127 072721 1Songo – La Maya, Santiago de Cuba, 25 ene.— Elvira Cape abrazó a su esposo Emilio Bacardí y supo que no podían acompañar a Emilito a la estación de trenes. El muchacho de unos 20 años se fue solo, habían muchos soldados en la calle. Se fue a la estación, trepó al tren hasta el Cristo; ahí una familia le prestó un caballo y partió a Ti arriba donde lo esperaba Antonio Maceo.

La historia se cuenta en varios textos, incluido una investigación del periodista Tom Gjelten de New York Times, según los historiadores la figura de Elvira Cape es fundamental en la vida de Santiago de Cuba. La mujer políglota, culta, hermosa, fuerte, extraordinaria acompañó a Emilio Bacardí en la vida, en los negocios, en la conspiración durante gran parte de su vida.

20200127 072834Elvira Cape Lombard nació el 25 de enero de 1862 en Tí – Arriba (Songo – La Maya) la formación que le atribuyeron sus padres la hicieron una mujer que, señalan investigadores, era avanzada para su época; estas cualidades hicieron que Emilio Bacardí, quien había perdido a la esposa de su primer matrimonio se enamorara de Elvira. En fotos recopiladas en varios textos se le ve jugando partidas de ajedrez, a ello se suma su gusto por la cultura y la lucha.

Elvira en la lucha

Varias anécdotas dan cuenta del valor de Elvira Cape, según testimonios compilados, cuando los guardias españoles fueron a encarcelar por segunda vez a Emilio Bacardí, fue Elvira quien, en medio del pánico, tuvo la idea de poner los papeles incriminatorios entre las ropas de una ayudante de la casa.

Preso su esposo (Emilio Bacardí), los mambises, acostumbrados a recibir las cartas con el nombre de Phociòn, de pronto siguieron recibiendo misivas. Sospecharon era una trampa enemiga, pero estaban firmados Phociona, una mujer era el enlace: Elvira Cape Lombard.

Posteriormente la mujer, ya preso su esposo, partió con sus hijos a Jamaica; el exilio y una buena cuota de soledad hicieron difícil su vida, sin embargo, entre ella y Emilio; dicen los historiadores: la patria y la fidelidad mutua fueron una constante. Desde Jamaica Elvira hizo mucho; conspiró junto al amigo Pérez Carbó, ayudó a sostener a su familia y su esposo hasta que pudo volver a su Santiago de Cuba.

Al morir Emilio Bacardí, Elvira Cape estuvo a cargo de la culminación del Museo Emilio Bacardí que es uno de sus aportes fundamentales. Elvira Cape Lombard en solitario hubiese sido una gran mujer, no hay dudas; su figura es fundamental al hacer el recuento histórico de Cuba. Santiago debe sentir un orgullo rotundo, su figura apuntala la vida de este lugar.

Homenaje

En Songo – La Maya se le rendirá homenaje en el evento: Tras las Huellas de la Historia a celebrarse los primeros días de febrero. Intelectuales del municipio tratarán de relanzar su figura, hacerla más visible. En su territorio hay un preuniversitario con el nombre de Elvira Cape, pero debería haber más.

Los intelectuales del lugar contactaron con la doctora Olga Portuondo quien está de acuerdo en apoyar al menos desde su conocimiento, aunque la historiadora considera que Elvira Cape: sí tiene un lugar en el alma de los santiagueros. No falta el que cite al binomio de Elvira – Emilio como el que más ha hecho por la cultura santiaguera, ellos y Juan Almeida podrían estar entre las figuras que más han aportado a cultura de una tierra donde no solo cristalizaron el son y el bolero, sino el lugar donde incluso nació uno de los mayores poetas de habla hispana: José María Heredia; este Santiago de Cuba donde nació el 25 de enero de 1862 Elvira Cape Lombard.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.