Excelencia artística cubana en gala inaugural de IX Congreso Uneac

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
Excelencia artística cubana en gala inaugural de IX Congreso Uneac

La Habana, 29 jun.— Una gala ilustrativa de la excelencia artística en Cuba marcó la inauguración del IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) que sesiona hoy y mañana en esta capital.

La primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba (BNC) Sadaise Arencibia abrió el espectáculo con La muerte del cisne, una conmovedora miniatura coreográfica creada por Mijaíl Fokín para su amiga Anna Pávlova, a principios del siglo XX y devenida una pieza de culto y referencia constante en la danza.

A tal punto que el director del Ballet Español de Cuba, Eduardo Veitía, se inspiró en la misma obra para montar un dúo a partir de un arreglo musical de Alejandro Valdés sobre la música original de Camille Saint-Saëns.

La proyección del videoarte ParAlicia, del realizador Alejandro Pérez, sirvió para brindar un homenaje a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, quien actúa en el material junto a la primera bailarina y actual subdirectora artística del BNC, Viengsay Valdés, mientras Frank Fernández toca al piano una composición propia dedicada a la leyenda.

Fernández deleitó a los delegados del Congreso con su maestría en el piano, primero en una personal interpretación de La tarde, de Sindo Garay, y seguidamente en el último movimiento de Zapateo por derecho, una composición de influencia latinoamericana.

El pianista Alejandro Falcón demostró excelencia también en piezas cubanas y acompañó a una voz de oro, Beatriz Márquez, capaz de justificar en cada salida a escena su epíteto de ‘la musicalísima’.

A lo largo de la gala celebrada la víspera en el Teatro Martí, una pantalla de fondo mostró obras de grandes figuras de la plástica cubana y fotografías de artistas y escritores imprescindibles en la historia cultural de la isla.

Para cerrar, el Septeto Habanero presentó un tributo al poeta nacional Nicolás Guillén, quien fuera el presidente fundador de la Uneac.

Dos parejas de baile: Silvina Fabars y Oddebi García e Irma de la Caridad Castillo y Ulises Ezequiel Mora, exhibieron cualidades del baile tradicional cubano popular.

Resulta admirable la energía y soltura de Fabars, exprimera bailarina del Folklórico Nacional y Premio Nacional de Danza, de 75 años de edad, con una vitalidad que se transforma en suerte para miles de aprendices a lo largo de su Cuba natal.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.