Educación de ciclo corto, un paso significativo en 2018

Educación de ciclo corto, un paso significativo en 2018

La Habana, 3 ene.— La puesta en vigor de la Educación Superior de Ciclo Corto fue, sin dudas, lo más significativo para las casas de altos estudios en 2018, al abrir una nueva posibilidad a aquellos bachilleres que no pudieron acceder a una carrera universitaria.

En declaraciones durante las recientes sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, José Ramón Saborido, titular del sector, señaló que en el año se otorgaron cuatro mil 218 plazas de las más de cinco mil concebidas, para un 80 por ciento de cumplimiento del plan.

La iniciativa, que responde a las demandas de los organismos de la administración central, de entidades nacionales y requerimientos locales, deviene una calificación profesional superior a la de un técnico de nivel medio, pero inferior a la del graduado de una carrera universitaria.

A los 25 programas de Ciclo Corto pudieron acceder todas las personas naturales residentes en la Isla graduadas de nivel medio superior, y que hayan sido baja de una carrera universitaria o de una especialidad técnica con duodécimo grado, sin el requisito de aprobar exámenes de ingreso.

Como novedad para el curso del año entrante, los estudiantes de preuniversitario podrán solicitar entre sus 10 opciones los programas de Ciclo Corto, y con ello se amplía el espectro de posibilidades para los jóvenes cubanos que quieran en más breve periodo de tiempo (dos o tres años) incorporarse a la vida laboral.

Otra de las transformaciones implementadas por el Ministerio de Educación Superior (MES) en 2018 fue que, a los bachilleres medallistas en concursos de conocimientos provinciales y nacionales, se les otorgaron carreras de Ciencias Básicas y de perfil pedagógico, sin necesidad de presentarse a los exámenes de ingreso.

También a los ganadores en el certamen nacional de Computación, Biología, Matemática, Física o Química, y en el de programación universitaria ACM-ICPC, recibieron de manera directa la ingeniería en Ciencias Informáticas y de Bioinformática, y la carrera de Ciencias de la Computación.

Los estudiantes de escuelas de deportes fueron otros favorecidos, pues los atletas de alto rendimiento, que no se presentaron o suspendieron las pruebas de ingreso, pueden recibir directamente la licenciatura en Cultura Física en el curso por encuentros.

Según trascendió en la Asamblea Nacional del Poder Popular, las proyecciones para lograr una mayor incorporación de los jóvenes a las casas de altos estudios incluyen a los estudiantes de 12 grado medallistas en concursos de conocimientos, al ofrecérseles además las carreras de Radioquímica y Física Nuclear, sin necesidad de presentarse a exámenes de ingreso.

De igual forma, las instituciones de educación superior convocarán a eventos de conocimientos en las áreas de las ciencias básicas y agropecuarias, y a los ganadores les ofertarán carreras universitarias relacionadas con las mismas, sin superar los exámenes de ingreso.

También, a los estudiantes seleccionados para cursar el preuniversitario en las instituciones de educación superior, se les propondrán carreras de ciencias básicas, pedagógicas, y agropecuarias, y se les eximirá de los exámenes de ingreso.

De manera general, en el curso 2017-2018 se presentaron a exámenes de ingreso 37 mil 320 jóvenes, y de ellos aprobaron más de 28 mil 400, una cifra ligeramente superior al año anterior.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias René Sánchez, director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES, dijo que se otorgaron más de 66 mil plazas: en el Curso Regular Diurno 31 mil 971; en el Curso por Encuentro 30 mil 706; y en el Curso a Distancia, tres mil 510.

Las carreras que más altos índices de cumplimiento tuvieron respecto al plan fueron las de Ciencias Sociales y Humanísticas, Ciencias Técnicas, Económicas, y Médicas, mientras que las de perfil pedagógico continúan siendo las menos perseguidas por los jóvenes.

De acuerdo con Sánchez, de las más de 66 mil plazas, solo cinco mil 943 son pedagógicas, lo que representa menos del 10 por ciento. Un poco para solventar la situación, en este año se logró la incorporación de más de dos mil 700 estudiantes al Colegio Pedagógico, y más de 400 ganadores de concursos provinciales y nacionales, optaron por licenciarse en estas carreras.

En 2018, alrededor de 240 mil jóvenes se incorporaron a las 22 universidades cubanas, quienes son testigos de las transformaciones en los planes y programas de estudio, ahora de cuatro años de duración, en aras de formar un profesional con perfil más amplio y que haya un mejor vínculo entre el organismo empleador y la universidad.

Los funcionarios mencionados coinciden que entre las actividades de mayor impacto realizadas en este año desde el MES se encuentran la impartición de clases por estudiantes universitarios en enseñanzas precedentes en el contexto de la tarea Educando por amor, y el proceso de consulta del Proyecto de Reforma Constitucional.

Algunos de los retos con los que las casas de altos estudios concluyen este 2018 son potenciar una mayor incorporación a las carreras pedagógicas, el dominio del idioma inglés, el perfeccionamiento a partir de la integración de las universidades, y lograr que la ciencia y la innovación tengan mayor impacto en el desarrollo. (Claudia González Corrales)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.