La Doctora Arlettys

La Doctora Arlettys

Santiago de Cuba, 21 nov.— Arlettys Nohay Infante es una joven doctora del consultorio 27 correspondiente al Consejo Popular de Santa Bárbara en la ciudad de Santiago de Cuba. Cuando no luce su bata blanca parece una más de las muchachas residentes en esa comunidad, sin embargo todo cambia cuando sentada en su consulta escucha atentamente a sus pacientes, que dispenzarisados ya superan los 1037.

Como a diario, alli en su puesto la encontramos y le solicitamos poder entrevistarla, a lo que accedió no con poco rubor y mucha seriedad. Nos fuimos adentrando en su ir y venir por las calles donde habitan sus pacientes, sus preocupaciones por las patologías más frecuentes relacionadas con las enfermedades crónicas no trasmisibles, por una gestante de alto riesgo, un bebé recién nacido o sencillamente porque no decaigan las medidas higienico sanitarias en el área como una forma eficaz de evitar el contagio con la Covid-19.

La pandemia ha sido un punto de giro en su profesión, porque además del pezquizaje como parte de la atención primaria, la vigilancia y seguimiento a los que enfermaron, ella también integró las estadisticas de los santiagueros que fueron afectados por el virus Sars Cov 2, aunque con sintomas, a su consideración, bastantante leves debido a la vacuna; alega que en ningun momento ni como médico, ni como paciente, sintió miedo, segura de las potencialidades del sector de la salud.

Define su carrera como vital en estos tiempos ante la presencia de un virus letal, ya que lo más importante para todos es la salud. A su juicio, hay que seguir poniendo el alma a todo el que se tenga que atender, dedicar tiempo y esfuerzo creando más vinculos con las familias, pilar de la atención primaria y ella recomienda no disminuir los cuidados y precauciones ante el avance gradual a una “nueva normalidad”.

Para no robarle mucho tiempo -ante la presencia de varias personas que solicitan a la doctora Arletys-, a modo de conclusión le pregunto: Si tuvieras que definir lo más positivo de tu profesión, que me dirias?, sin pausa alguna respondió acentúandose el brillo en sus ojos: “Reconforta mucho el agradecimiento de mis pacientes”.

Mientras me alejo del consultorio, repasando las palabras de la Dra. Arletys, pienso en Fidel, en su seguridad ante la juventud, lo aseveraba en un Congreso de la UJC con su preclara visión futurista: “Creer en los jóvenes es ver en ellos, además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; además de juventud, pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la Patria, fe en la Patria ¡Amor a la Revolución, fe en la Revolución, confianza en sí mismos, convicción profunda de que la juventud puede, de que la juventud es capaz, convicción profunda de que sobre los hombros de la juventud se pueden depositar grandes tareas!”.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.