Fidel y la Batalla de Ideas

Spread the love

Santiago de Cuba, 23 nov.— Próximo a cumplirse el quinto aniversario del fallecimiento del Comandante en Jefe Fidel Castro recordemos hoy un hecho ocurrido hace 22 años el 22 de noviembre de 1999 donde se puso de manifiesto el profundo sentimiento humanista del líder histórico de la Revolución, de no abandonar nunca a ningún cubano por difícil que sean las circunstancias en que se encuentre.

Esta historia comenzó cuando un grupo de 14 personas que emigraban ilegalmente de Cuba hacia Estados Unidos en una frágil embarcación, esta zozobró provocando la muerte de ocho de ellas. Entre los sobrevivientes del naufragio se encontraba el niño de 5 años Elián González a quien la madre sacaba del país con el desconocimiento absoluto de su padre.

El pequeño Elián fue rescatado del mar por unos pescadores que lo encontraron asido a un neumático, desfallecido y con los ojos vueltos al infinito, impregnado de esa oscuridad en que se tornó aquel viaje, incomprensible para él que terminó en una dramática tragedia. De la madre nunca se supo nada para aumentar el dolor de la criatura.

Trasladado a La Florida la mafia anticubana de Miami y parientes lejanos del menor lo secuestraron, convirtiendo el lamentable hecho en un acto de terrorismo amparado por la extrema derecha norteamericana en contubernio con el servicio de naturalización e inmigración de los Estados Unidos, que se negó a devolverle el niño a su padre Juan Miguel González, a pesar de los reclamos de este violando el derecho de la Patria Potestad que le correspondía.

De inmediato, encabezado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, comenzó el combate de nuestro pueblo por la devolución del niño lo cual devino en el primer episodio de la Batalla de Ideas, realizándose actos públicos por todo el país los cuales contaron siempre con la presencia del máximo líder de la Revolución.

Fue una batalla que se extendió por siete meses durante los cuales la mafia anticubana de Miami y los familiares lejanos de Elián trataron de sacar ventaja hasta económica con el secuestro del infante e hicieron lo imposible para impedir el regreso del niño a la isla lo que constituiría para ellos una victoria.

Sin embargo, la victoria fue nuestra, de la Cuba revolucionaria y socialista. El 29 de junio del 2000, a las siete y 39 minutos de la tarde, después de 266 días en poder de sus secuestradores Elián González regresó a Cuba en brazos de su padre Juan Miguel. En el aeropuerto capitalino lo esperaba el Comandante en Jefe Fidel Castro. Después vendrían otras batallas como la de los Cinco, liderada también por Fidel.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *