A pesar de la fatiga pandémica…

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
No podemos cansarnos de prevenir el contagio, por nuestra salud y por quienes no escatiman desvelos en hospitales, salvando vidas ante el coronavirus, a pesar de la fatiga pandémica
A pesar de la fatiga pandémica…

Celebraciones pospuestas, exclamaciones desesperadas, angustia contenida por no saber cuándo todo acabará. ¡Cómo cambia la vida ante un caso positivo en nuestro círculo más cercano! ¿Cuántas familias han vivido estas escenas desde enero último, cuando parecía que los días críticos de la covid-19 serían cosa del pasado en poco tiempo? ¿Cuántas se han sumido en el luto en las últimas semanas?

Los expertos hablan de fatiga pandémica (que define el estado de agotamiento sicológico generado por las restricciones y precauciones adoptadas durante la pandemia, de ahí que se considere como otra secuela del mortal virus).

Y es que nuestros científicos y nuestro personal sanitario llevan más de un año de desvelos en la primera línea conteniendo al virus, creando candidatos vacunales para, «con nuestros propios esfuerzos», como nos enseñó Fidel en el concepto de Revolución, llegar a inmunizar a toda la población en este año.

Es difícil ponerle rostro a los números de casos positivos, que diariamente escuchamos en el parte de cada mañana del doctor Durán. Reaccionamos de manera diferente cuando sabemos que es ese colega del trabajo, aquel compañero de estudios, un amigo, un vecino, un familiar…

Quizá sería más fácil si siempre tuviéramos conciencia de que todos somos vulnerables y que podemos enfermar y, por tanto, siempre debemos guardar distancia, protegernos las vías respiratorias, lavarnos continuamente las manos, cuidar a los demás y cuidarnos entre todos.

Esa sería una forma de llegar a mejores resultados con el inminente inicio del estudio de intervención poblacional con los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, previsto para iniciar este mes.

No podemos dejarnos vencer por el peso de las dificultades. No podemos cansarnos de prevenir el contagio, por nuestra salud y por quienes no escatiman desvelos en hospitales, salvando vidas ante el coronavirus, a pesar de la fatiga pandémica. (

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.