Tropiezo cubano en inicio de tope amistoso en Carolina del Norte

Tropiezo cubano en inicio de tope amistoso en Carolina del Norte

Santiago de Cuba, 3 jul.— Apenas cinco jits y una solitaria carrera limpia fue el gasto ofensivo de la artillería cubana frente a dos lanzadores de la selección universitaria de Estados Unidos, quienes aderezaron su encomiable trabajo con siete ponches y solo un boleto concedido; soporte de una victoria local que tuvo saldo de 5 carreras por 1 en el choque de apertura de la serie amistosa que se juega en Carolina del Norte.

La anotación que impidió la blanqueada la alcanzó Cuba en la parte alta del quinto episodio ante el relevista Chris MacMahon quien entró a lanzar en ese capítulo en reemplazo del abridor Max Meyer y fue resultado de un boleto a Cepeda, un sencillo del santiaguero Yoelkis Guibert que llevó al corredor adelantado hasta la antesala, un wild pitch que permitió al indómito tomar posesión de la segunda almohadilla y un infield jit del tunero Yuniesky Larduet que abrió las puertas del home a Cepeda.

A partir de entonces MacMahon ejerció dominio casi absoluto sobre el line up cubano al punto de colgar cuatro ceros consecutivos con solo otro jit permitido en la novena entrada, cuya autoría asumió Yordanis Samón.

De silenciar a los cubanos en los cuatro primeros episodios se había encargado Max Meyer, quien escasamente concedió un sencillo a Samón en la segunda entrada y un doblete a Guibert en el tercer capítulo; fueron ellos los cubanos mejor librados frente a los serpentineros estadounidenses con par de jits en cada caso. La otra discreta nota ofensiva en favor de Larduet que que refrendó el otro jit cubano de la jornada, conexión por dentro del cuadro que propició la carrera de la honrilla.

Por Cuba abrió el granmense Lázaro Blanco quien admitió las dos primeras carreras estadounidenses en el segundo segmento del juego a consecuencia de un sencillo del designado Tanner Allen, un boleto a Colton Cowser, un wild pitch que permitió el avance de ambos corredores y un oportuno indiscutible de Heston Kjerstad que activó dos veces la caja registradora.

En la tercera entrada los locales ampliaron el margen ventajoso al articular un boleto a Austin Martin, un balk que lo colocó en posición anotadora y un cohete impulsor de Tanner Allen.

El puntillazo cuajó en el séptimo mediante una secuencia que comprendió boleto a Heston Kjerstad (sustituido por Nick Loftin como corredor), sencillo de Alika Williams por dentro del cuadro, error en tiro del receptor que posibilitó el avance a tercera del corredor adelantado, sencillo impulsor de Austin Martin y a seguidas otro jit acuñado por Luke Wadell que llevó hasta el pentágono a Williams y decretó simultáneamente la salida del box de Lázaro Blanco.

Al rescate llegó Pedro Álvarez y logró dominar a los dos siguientes bateadores para liquidar la entrada. El último episodio lo lanzó el villaclareño Pablo Guillén sin permitir más libertades.

El balance de Blanco (cargó con la derrota) fue este: seis y un tercio de entrada, seis jits, cinco carreras limpias, cinco boletos concedidos y ocho ponches propinados.

Ganó Max Meyer y hubo punto por juego salvado para MacMahon.

La defensiva cubana cometió par de pifias en tanto Estados Unidos tuvo desempeño impecable.

Hoy se disputará en segundo juego en la ciudad de Charlotte a partir de las 7:05 p.m y Cuba ha anunciado como abridor al villaclareño Freddy Asiel Álvarez.

untitled

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.