Nicolás Guillén: Servir a una cultura liberada

Nicolás Guillén: Servir a una cultura liberada

Santiago de Cuba, 13 jul.— Nicolás Guillén Batista el Poeta Nacional de Cuba nació en Camagüey en Julio de 1902. Desde muy joven tuvo que agenciarse la vida debido a la muerte temprana de su padre. Sin embargo, estos avatares que marcaron su existencia no fueron obstáculos para acercarse también prematuramente a la poesía hasta el final de su vida, el 16 de julio de 1989 hace 30 años en que el poeta partió a la eternidad.

De Camagüey, en su bregar pasa a residir en La Habana en busca de mayores oportunidades y allí se intensifican sus intereses literarios e intelectuales contactando con figuras importantes de marcados objetivos políticos como Juan Marinello y Carlos Rafael Rodríguez entre otros.

Por sus preciadas ideas revolucionarias, su poesía comprometida y su vínculo con personalidades de marcada posición contra la dictadura de Fulgencio Batista varias veces es detenido e incluso tuvo que exiliarse hasta el triunfo de la Revolución en 1959.

A la Revolución dedicó verso, y todo su esfuerzo no sólo como el buen cubano que siempre fue sino además como el presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), electo en 1961.

Nicolás Guillén militó en el Partido Comunista de Cuba, integró su Comité Central desde su creación en 1965 y fue electo como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en 1977.

Sus palabras en el Primer Congreso del Partido sintetizan su compromiso revolucionario desde el sector de la cultura cuando expresó:

“Sabemos que con nosotros cuentan y ello es un honor inmenso, ese complejo de sueños que es la nueva Patria, que es la Revolución; sueños que se cumplen cada día, que crecen y concretan ante los ojos asombrados y nos incitan a buscar la más íntima, la más fiel, la más honrosa manera de servir por siempre cada día a nuestra cultura .

Los ecos aún presentes del recién finalizado Décimo Congreso de la Uneac confirman que las enseñanzas de Guillén no han quedado como letra fría o palabras al viento, sigue latiendo en la voluntad de los escritores, artistas e intelectuales cubanos el deseo de servir a una cultura liberada, ese es sin dudas el mejor homenaje al Poeta Nacional.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.