Turismo cubano crece a pesar de las zancadillas de EE.UU

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Turismo cubano crece a pesar de las zancadillas de EE.UU

La diversificación de la oferta turística y el progresivo crecimiento del programa inversionista sustentan el desarrollo sostenido de un destino sano y seguro

La Habana, 13 mar.— Cerca de 40 hoteles, que sumarán 18 000 nuevas habitaciones a inaugurar a mediano plazo, están en construcción actualmente en Cuba, donde se sigue apostando por el sostenido crecimiento de la industria turística y porque esta se erija como la locomotora de la economía.

En ese sentido, lo proyectado en el presente año se elaboró a partir de las potencialidades del sector e incluye el arribo de 5 100 000 visitantes, para un 7,4 % de incremento respecto a igual etapa anterior, según ha reiterado Manuel Marrero, ministro de Turismo.

Es un compromiso que da sus señales tempranas, pues ya arribamos al millón de visitantes internacionales, cinco días antes que en 2018, un resultado avizorado si se mantenían los ritmos alcanzados desde inicios del año, pues enero había cerrado con un aumento del 9 % en relación con igual mes del año precedente.

Vale resaltar que la progresión prevista no está basada solo en inversiones vírgenes, sino, además, en un creciente plan de modernización y actualización de la planta hotelera; y que la diversificación de la oferta viene de la mano del desarrollo del turismo de eventos e incentivos, con la potenciación en La Habana de instalaciones de alto estándar.

Un momento cercano para comprobar resultados será la Feria Internacional de Turismo –en la capital en mayo próximo–, ocasión para la cual se anuncia la apertura de una docena de nuevos alojamientos y la reincorporación de 1 121 habitaciones que han estado fuera de servicio.

En distintas fases de construcción se encuentran los hoteles Prado y Malecón, Corona, Metropolitano, Gran Hotel, los ubicados en Malecón y d, 3ra. y 70, y en 25 y k; mientras en los trabajos de rehabilitación se cuentan el Habana Riviera, Habana Libre, Deauville, Lincoln, Sevilla, Cohíba, Colina, Vedado, St. Johns, Neptuno Tritón y Copacabana. La reconstrucción se contempla en otros cinco, entre ellos, el emblemático New York.

Tan amplio programa inversionista incluye servicios extrahoteleros como las marinas Tarará y Hemingway, y el campo de golf de Capdevila; además de centros de recreación y gastronómicos, en estos últimos, el restaurante La Ferminia y el Complejo 1830.

Turismo seguro y de calidad

Las autoridades del turismo estiman que en el actual año, por primera vez, los ingresos sobrepasarán los 3 000 millones de dólares, lo que significa un crecimiento del 17 %.

Más calidad y diversidad en el servicio constituyen el pilar fundamental, con el valor intangible que inicialmente brinda la seguridad del país, lo cual de manera inexorable se traduce en más arribo de turistas y el reconocimiento de estos de las condiciones que encuentran para desarrollar sus actividades, sin miedos ni desconfianzas.

Tales condiciones se expresan en noticias como el segundo lugar de los premios Travellers’Choice 2019 para la playa de Varadero, por los mismos elementos que le hicieron ocupar el tercer puesto del ranking organizado por Trip Advisor en 2018; año en que también los hoteles Princesa del Mar, de ese balneario, así como el Gran Hotel Kempinski y el Nacional de Cuba, ambos de La Habana, merecieron en diferentes categorías el Premio World Travel Awards, el mayor reconocimiento para identificar la excelencia en todas las actividades vinculadas con la industria global de viajes y el turismo a nivel mundial.

¿Podría recibir el turismo cubano tales honores y haber vuelto a romper el récord de viajeros foráneos si tuviese razón el Departamento de Estado de ee. uu. al incluirnos en la lista de países donde recomienda a sus habitantes no venir?

Es otra patraña orquestada y en vigor desde noviembre de 2017, que sabotea los esfuerzos de esta nación por salir adelante en su desarrollo económico y social. Y afecta, como el sempiterno bloqueo, porque la cifra de visitantes estadounidenses hasta aquel momento registraba un 175 % de crecimiento, que decayó en un 40 % tras esa advertencia.

Sin embargo, personas de otras latitudes siguen acudiendo a Cuba, atraídas por las bondades climáticas, medioambientales, culturales y de seguridad, mientras en su mismo patio varios sectores le llevan la contraria a Donald Trump y, por ejemplo, directivos de la principal asociación norteamericana de entidades promotoras de viajes a este archipiélago, aseguran que es un «destino seguro».

Por su parte, la organización estadounidense Cuba Educational Travel, informó que en una encuesta anónima a ciudadanos de su nación, un 99,13 % respondió sentirse «muy seguro» o «seguro» durante su estadía en el país caribeño. Igual opinión comparten los senadores que han viajado acá y no se creen el cuento de los ataques sónicos al personal diplomático de su embajada en La Habana. De ahí que aboguen por el restablecimiento de las funciones de dicha misión.

Otros argumentos podrían estar en el premio Excelencias como destino seguro para el turismo, que recibió el titular cubano del sector durante la xxxviii Feria Internacional de Turismo celebrada en la capital española, o en los eventos de primer nivel y las visitas de dignatarios y personalidades de todo el mundo que llegan a Cuba para fortalecer lazos de amistad y de colaboración.

También los vínculos que siguen afianzándose en las inversiones. Dos muestras: la compañía Meliá consolida su presencia en Cuba, donde cuenta con 34 hoteles y 14 661 habitaciones, en tanto la prestigiosa cadena asiática mgm Muthu Hotels abrirá en el primer semestre de este año su cuarto hotel. ¿Tantos estaremos equivocados? ¿Quiénes pierden más? (Vivian Bustamante Molina)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.