Castillo del Morro San Pedro de la Roca, Patrimonio de la humanidad

En la margen este de la bahía de Santiago de Cuba, en la cima de un morro gigantesco de roca calcárea, erguido, parece eterno ese viejo guardián, que emerge del infinito azul del mar y une su visual al firmamento en el horizonte, El Castillo del Morro San Pedro de la Roca, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad hace 26 años, es un icono de importancia histórica, política y cultural.

morro 2

La majestuosa fortaleza, orgullo de la arquitectura defensiva de la época y fruto de la experiencia y tradición de la familia Antonelli, geniales alquimistas y alarifes de importantes y estratégicas estructuras para la defensa y protección marítima en un período intenso de conquistas y conflictos bélicos en el Caribe del siglo XVI al XIX. Espectacular y preciosa obra con cinco niveles amurallados con emplazamientos, torreones y troneras que culminan en un foso, que gracias a la permeabilidad de la caliza que lo soporta, jamás almacenó agua, sin embargo, deja al descubierto los inusuales dibujos de cenefas que como filigranas serpentean, incólumes al tiempo y el intemperismo alrededor de la imponente estructura del castillo.

Este magnífico complejo fortificado encarna una rica historia vinculada a las luchas por el control territorial, la defensa del comercio marítimo y el legado de la presencia española en la región. Ha preservado la memoria de batallas y gestas heroicas que resaltan la determinación y el coraje de quienes defendieron estas costas. A través de los siglos, el Morro ha sido testigo y protagonista de diversos episodios que marcaron la historia de Cuba y el Caribe, por mencionar algunos, fue escenario de la famosa batalla naval durante la Guerra Hispano-cubano-norteamericana y al mismo tiempo pasa de cárcel colonial donde estuvieron confinados insignes patriotas,  a campamento por parte de las tropas que permanecían en la ciudad durante la intervención, se convierte así en un símbolo perdurable de la resistencia y el patrimonio militar de la región.

morro 4

La fortaleza siendo un hito tangible, recuerda el papel de Cuba en la historia de la exploración, el comercio y la defensa en el contexto de las potencias coloniales del siglo XVII. Señala el reconocimiento de la región como un punto neurálgico en la geopolítica mundial, tanto en el pasado como en el presente.

Como testimonio de eventos históricos críticos, el castillo es un emblema palpable de la tensión y el paradigma político que ha caracterizado al Caribe a lo largo de los siglos. El reconocimiento de la UNESCO subraya la necesidad de promover la comprensión y valoración de la diversidad cultural y la riqueza histórica del Caribe, haciendo énfasis en la preservación de sitios que poseen un valor excepcional desde el punto de vista histórico, estético, arqueológico, científico, social y antropológico.

El castillo que forma parte del sistema defensivo, junto a los restos arqueológicos de los fuertes y baterías de la Estrella, La Socapa, Santa Catalina han sido muy bien estudiados en diferentes épocas y acompañan estas investigaciones: planos, mapas, grabados, fotos y todo tipo de documentación, sin embargo, algunos temas salen al escenario patrimonial muchos años después.

Un cementerio sumergido

“Descubrimiento de un cementerio” sumergido bajo el mar, en un lugar especial del Morro. ¡Algo nuevo que surge a partir de la espiritualidad humana…!  

cementerio sumergido 1

Circunstancialmente batallas navales, contingencias meteorológicas, grandes accidentes han llevado a sucumbir bajo las aguas decenas de seres humanos en diferentes coyunturas históricas convirtiendo esos pecios en tumbas perpetuas que recuerdan los trágicos acontecimientos.

También el hombre a través de la historia y atendiendo a costumbres, supersticiones, tradiciones o religiosidad, entre otras, ha concebido el destino final de sus restos mortales o el de sus familiares, muchas veces atendiendo a circunstancias de la vida, el cargo, el rango, la categoría o incluso el poder del difunto. Estos elementos no solo nos conducen a majestuosas pirámides, siniestras catacumbas o grandes mausoleos, el mar y la magia que lo rodea han sido acreedores de la espiritualidad de los hombres y concebidos como lugar de reposo de sus muertos.

cementerio sumergido 2

Haciendo una prospección y reportaje en los frentes submarinos del Morro y con el objetivo de inventariar el laberinto que conforma la trama de líneas del “Cable Inglés” ese antecesor de la fibra óptica que nos permitió la comunicación telegráfica por una centuria (1875 a 1975) , evaluando  la salida de los ramales hacia la Mole en Haití, Jamaica y los que en diferentes épocas nos enlazaron con Cienfuegos y el resto del mundo, y el propósito de  redimensionar su estudio   y registro arqueológico con pasmoso asombro hicimos un inusual hallazgo… “UN CEMENTERIO SUMERGIDO” en el fondo del mar, casi a los pies del imponente castillo entre 8 y 10 m de profundidad,  entre vetustos cañones colmados de concreciones, ruedas de cureñas, balas y disimiles herrajes,  una impresionante cantidad de ánforas mortuorias en diferentes estados de conservación… ngangas con ofrendas, botellas de ron, restos de altares… y cualquier diversidad de ofrendas diseminadas por el batir del mar.

Tras una explicación del hallazgo

La ubicación del morrillo, es la extensión más sobresaliente de la plataforma baja del castillo, el nivel más cercano al mar, donde otrora existió una estructura en V de dos grandes pedestales de troncos de madera que se usó de “grúa pescante” con aparejo para la multiplicación de la fuerza a partir de motones y polipastos  y por donde se subían desde el mar todo tipo de recursos y avituallamientos incluido armamentos (lo que explica el residuario arqueológico),  facilita hoy llegar por tierra al extremo más cercano al mar de la fortaleza, en un solitario entorno cautivador y evocativo desde donde familiares, hermanos de religión y amigos peregrinan a arrojar los restos de los fallecidos junto a ofrendas flores y objetos rituales.

morro 4 1

Se incorpora así, al valioso patrimonio de la espectacular estructura defensiva, algo nuevo que la espiritualidad del pueblo enriquece e interactúa en un entorno de sobrecogedora belleza y encanto. Entre el Batir de olas, la luz del alba y los ocasos se alza casi indiferente al tiempo ese centinela de la historia, sus muros de piedra, testigos de penurias y glorias de su pueblo, hoy hace honores y gala como guardián de sus muertos Su aniversario nos invita a reflexionar sobre su trascendencia y su continua importancia como un legado invaluable que enriquece nuestra comprensión del pasado y moldea nuestro futuro. En conmemoración a esta fecha significativa, es crucial reafirmar nuestro compromiso con su protección y conservación.

Autor

Destacadas
Comentarios
blank
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
El secretismo no es política de estado, sin embargo, hay directivos en entidades que lo practican...
Hay que adelantarse a los acontecimientos. La ingenuidad en la comunicación, cuesta.
Una realidad latente; hay que cumplir la máxima de estar por delante de la noticia.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x