Orgullosos de Abdala

Spread the love

Santiago de Cuba, 23 junio.— La presencia de la Covid-19 en Cuba disparó todas las alarmas, hace más de un añio ha sido una lucha sin tregua contra el potente virus. La dirección del país inmediatamente detectados los primeros casos desplegó un amplio programa en coordinación directa con el ministerio de salud pública con el interés de preservar las vidas de aquellos que contrajeran el virus.

En cada territorio de la isla se adoptaron estrategias que posibilitarán sobre todo la existencia, se activó de manera especial la atención primaria de salud, se vincularon los estudiantes de medicina al pezquizaje para la detección de casos, se habilitaron locales como centros de aislamientos, entre otras y todo ha girado en torno al enfrentamiento contra la pandemia que ya ha cobrado lamentablemente la vida de más de mil cubanos.

Dentro de este escenario epidemiológico tan complejo ha sido decisiva y muy alentadora la labor de los científicos cubanos con la elaboración en tiempo record de cinco candidatos vacunales y uno de ellos Abdala declarado reciéntemente como vacuna con un 92,28 por ciento de eficacia, noticia relevante en Cuba y el mundo.

Abdala muestra su eficacia a pocos minutos en que se vuelva a presentar en las Naciones Unidas una resolución contra el bloqueo que dificultó mucho los insumos y recursos necesarios para su desarrollo, un golpe contundente al enemigo y un orgullo que se crece en cada pecho de los que confiamos en el desarrollo de la ciencia cubana y en la calidad humana y revolucionaria de su personal.

En Abdala esta la fuerza de un país, como ha quedado demostrado en las noches de desvelo, en la perseverancia de los que directamente trabajaron sin descanso para llevar al pueblo una esperanza, en los que sin temor pusieron sus brazos, pero también en Abdala están Martí y Fidel, el líder histórico de la Revolución cubana con su visión profunda y ante los ataques permanentes del imperio por los gobiernos de Estados Unidos desde el propio triunfo revolucionario jerarquizó el valor del conocimiento para garantizar el futuro.

José Marti, el Héroe Nacional de Cuba en su condición de escritor revolucionario escribió el drama Abdala que en su parte inicial detalla como un senador le comenta a Abdala que un conquistador amenaza con ocupar el territorio de Nubia, un pequeño país del continente africano que resultó invadido por los árabes. Ante tal noticia se destaca la reacción del joven que responde con firmeza:

Pues decidle al tirano que en la Nubia
Hay un héroe por veinte de sus lanzas:…

Hoy en el estrado de las Naciones Unidas no estará solo nuestro canciller Bruno Rodriguez con su delegación, está un país con Martí y Fidel liderando como siempre cada combate.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + diecinueve =