miércoles 30 noviembre 2022
EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

Guardias con casco-termómetro, otra innovación de China ante Covid-19

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
Guardias con casco-termómetro, otra innovación de China ante Covid-19

Beijing, 19 mar .— China no deja de sorprender en materia de alta tecnología y aun en tiempos de coronavirus revela innovaciones como cascos-termómetro que usa hoy su guardia sanitaria para detectar sospechosos de Covid-19, devenida en pandemia mundial.

Trabajadores de la salud utilizan los equipos autónomos al monitorear casos febriles en las entradas de tiendas, estaciones de metros o establecimientos de calles comerciales de ciudades como Chengdu, Shanghái y Shenzhen.

“Máxima temperatura corporal es de 36,4 grados Celsius, pase por favor”, es una frase que emite el yelmo para autorizar el pase al interior de los centros.

El dispositivo lo desarrolló la empresa Kuang-chi de Shenzhen (el Silicon Valley de China), funciona con inteligencia artificial, su batería dura ocho horas, proyecta en una pantalla el dato y es más eficiente que los termómetros convencionales, según contó un trabajador sanitario al diario China Daily.

Su apariencia es similar al de un casco para motociclistas, pero es capaz de monitorear a más de 100 personas en dos minutos y detectar a alguien con fiebre hasta en un radio de cinco metros.

Si algún ciudadano tiene más de 37,3 grados de temperatura, el equipo suena una alarma.

Otra ventaja es que reduce de seis a uno la cantidad de guardias apostados en cada punto de chequeo, lo cual a la vez ayuda la rotación justo cuando más individuos están en las calles mientras el país vuelve poco a poco a la normalidad.

China se apoya en la alta tecnología para cubrir todos los frentes desde que declaró la guerra al Covid-19 a finales de enero pasado, pues según crecieron los casos de la enfermedad, se intensificó el trabajo en los hospitales y las acciones de prevención y control para contenerla.

Todo ello implicó la movilización de recursos humanos, pero también de equipos innovadores que permitan desarrollar esas tareas y, de paso, aliviar la carga a miles de profesionales involucrados en una contienda epidemiológica que todavía se lleva adelante a contrarreloj.

En ese contexto, se incorporaron robots a distribuir en los hospitales de Wuhan, el epicentro del brote, alimentos y fármacos a pacientes con síntomas leves, mientras en la ciudad de Guangzhou chequean la temperatura corporal a cinco metros de distancia a grupos de hasta 10 personas y alertan sobre el uso de nasobucos.

Shanghái y Wenzhou emplean androides para la desinfección de centros asistenciales, en especial, las unidades de cuidados intensivos.

De igual manera Shenzhen distribuyó en sus calles robots y vehículos semiautomáticos en la limpieza de calles y recolección de la basura.

En otras metrópolis sobrevuelan drones lanzando advertencias a la población de mantenerse protegidos con máscaras y evitar permanecer en exteriores innecesariamente, y carros-termómetro realizan patrullas en busca de individuos con fiebre.

El big data ayuda a verificar el historial de viajes de los pasajeros, mientras el trabajo, el estudio, las compras y la socialización fluyen mayormente por internet, y las autoridades otorgan códigos QR (respuesta rápida) a la población para indicar si corre riesgo de infectarse o requiere cuarentena.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.