Cacerolazo cierra jornada de paro nacional en Colombia

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
Cacerolazo cierra jornada de paro nacional en Colombia

Bogotá, 5 dic.— Un cacerolazo cerró ayer la jornada de paro nacional en Colombia, en la que miles de personas expresaron en las calles su rechazo a políticas del gobierno.

Desde la movilización masiva del 21 de noviembre último, el cacerolazo devino símbolo de la protesta pacífica.

Principalmente en la capital del país, los ciudadanos desde sus casas o con concentraciones en varios puntos se reúnen para expresar su descontento con la gestión gubernamental y exigir políticas efectivas en áreas como educación, salud, agricultura y seguridad.

Miles de personas se movilizaron este miércoles en rechazo a políticas del gobierno, contra la violencia y por la paz, como parte de las protestas que se realizan desde hace dos semanas.

Sindicatos, maestros, indígenas, estudiantes, entre otros, manifestaron su descontento por la gestión gubernamental y pidieron reformas profundas en áreas como salud, seguridad, educación y medio ambiente.

En Bogotá tuvieron lugar varias marchas y concentraciones en diferentes puntos.

Al igual que en ocasiones anteriores, en una de esas movilizaciones participaron estudiantes e indígenas, quienes llegaron a esta capital procedentes de diferentes departamentos del país para apoyar el paro nacional.

El respeto por la vida y la presencia integral del Estado en los territorios, están entre las principales demandas de los nativos, víctimas frecuentes de la violencia en este país.

Es necesario que el gobierno escuche al pueblo y trabaje en función de las necesidades de las personas, declaró a Prensa Latina uno de los manifestantes tras 16 meses del inicio del mandato del presidente Iván Duque.

Si bien en su mayoría las marchas se realizan de manera pacífica, en algunos lugares se han registrado disturbios, hechos vandálicos y represión policial.

En los días de protestas transcurridos, varias voces coinciden en denunciar lo que consideran violaciones de los derechos humanos y uso excesivo de la fuerza por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Apuntaron en que detrás de los hechos vandálicos se oculta el interés en deslegitimar esas protestas pacíficas a las que se sumaron miles de personas a fin de lograr que el gobierno implemente acciones concretas encaminadas a solucionar los problemas que golpean a los colombianos.

Los organizadores de las movilizaciones resaltaron el espíritu pacífico de las mismas al tiempo que rechazan las acciones violentas.

Las marchas de los últimos días tuvieron un denominador común ya que las personas se manifestaron también para honrar la memoria de Dilan Cruz, un joven de 18 años que falleció el 25 de noviembre tras ser herido de gravedad por un integrante del Esmad durante una protesta pacífica en esta capital.

Precisamente ese accionar fue uno de los principales puntos de desencuentro durante la reunión que tuvo lugar la víspera entre el gobierno y el Comité Nacional de Paro, pues éste último insiste en pedir el desmonte del Escuadrón.

A principios de esta semana, el Comité invitó a participar este 4 de diciembre de ‘una inmensa movilización, pacífica y festiva’, como parte de las protestas en rechazo a la gestión gubernamental.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.