Violencia contra la mujer, flagelo a combatir en nuestra sociedad

Violencia contra la mujer, flagelo a combatir en nuestra sociedad

Santiago de Cuba 23 jun.— La violencia contra la mujer es tema recurrente en la actualidad. Es por ello que es muy importante dedicar espacios, digamos en los medios de comunicación para abordar este fenómeno social que se sabe se mantiene y debe ser enfrentado no solo por las autoridades competentes, sino, desde la educación temprana.

El tema de la violencia es de tratamiento común a escala mundial por múltiples instituciones cuyo objeto social es educar a las personas contra la violencia de todo tipo, pero en particular contra la mujer.

En Cuba, existe todo un sistema de organizaciones que han venido desarrollando cada una desde sus aristas específicas de influencia en la sociedad, acciones destinadas a educar a favor del respeto al derecho de la mujer y como parte de este derecho la no violencia.

La Federación de Mujeres Cubanas, es ejemplo y guia, que con sus casas de orientación a la familia brindan una atención a mujeres, hombres y familia, que presentan algún problema. El objetivo principal es orientar a la mujer joven hacia una profesión u oficio, hacia una sexualidad segura, a una planificación familiar ordenada, a una constante superación, cultural, política, social e ideológica.

Con esta preparación las féminas conocerán sus derechos, sabrán identificar cuando es violentada y estarán mejores preparadas para reflexionar acerca de conductas y actitudes estereotipadas.

En este sistema social las acciones concretas para educar a la sociedad tienen un alto impacto en lo cuantitativo en la medida que van disminuyendo los hechos de este tipo, y desde lo cualitativo en la medida que se educa a la sociedad, ya que la violencia contra la mujer, es más rechazada, si la misma proviene de otra mujer y no desde un hombre, por eso, es importante prestar la debida atención a esta parte de la educación general integral de la sociedad.

Hoy se recuerda y se sigue el legado de la eterna fundadora de la organización que representa a las mujeres de Cuba, Vilma Espín que vio la necesidad de desarrollar un trabajo sistemático y sostenido en este caso a la familia, como célula fundamental de la sociedad para consolidar de manera rápida las conquistas de los derechos de la mujer cubana.

Nos queda preservar lo que en materia de derechos se la logrado hasta hoy, la educación, la preparación de las féminas. Solo así, la mujer será menos blanco de la violencia.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.