Emilio Bacardí, el Primer Alcalde mambí

Poco siempre será lo que haga Santiago de Cuba en homenaje a uno de sus hijos ilustres, Don Emilio Bacardí Moreau, el adalid quien rescató a la ciudad del retraso, de las demoledoras consecuencias tras la guerra hispano-cubano-estadounidense, principalmente, ante las duras condiciones de un siglo XIX y la instauración de una república cargada de intervencionismos y más adeudos.

Y entre las deudas pendientes con Bacardí está el rescate de su personalidad mambí, patriota, ciento por ciento cubano, obstinado por la luz del pensamiento en Santiago de Cuba; el rescate de la cultura, las tradiciones, la continuidad del epicentro moral de la Patria, del “infatigable” como llamó José Martí a la cuna donde nacieron los padres de Antonio Maceo y el propio Titán de Bronce.

No olvidemos que Emilio Bacardí fue deportado dos veces por su condición de patriota, mambí, abolicionista, ilustrado y capaz.

La historia consta en el archivo de la ciudad en relación a un Bacardí del lado de la contienda necesaria en 1895, recapturado y deportado a la España colonialista, en especial, hacia la prisión de Ceuta, por el mero hecho de su intransigencia independentista.

No por gusto el Apóstol y Héroe Nacional José Martí lo llamó: “Amigo querido”, según consta en una misiva fechada en 1894. Bacardí tuvo una frecuente comunicación con líderes mambises como Antonio y José Maceo, qué decir de su conexión con el dominicano y estratega militar Máximo Gómez, súmele Calixto García y el –tristemente- célebre Tomás Estrada Palma.

Recordemos que Emilio, hijo de Bacardí en su primer matrimonio con Doña María Lay, se alzó y logró el grado de coronel en el Ejército Libertador en el cual fue ayudante del santiaguero, Mayor General Antonio Maceo.

Bacardí se hizo llamar “Phoción”, así fue su seudónimo en la lucha clandestina, incluso, fue clave en la organización y envíos de soldados a la manigua: armamentos, medicinas y cuantos recursos muy necesarios hacia la sierra, precisamente, esta historia tuvo su continuidad medio siglo después con Frank y Josué País; Gloria Cuadras de la Cruz, Vilma Espín y toda una pléyade de santiagueros del Movimiento 26 de Julio que sirvieron de apoyo al ejército rebelde alzado en las montañas.

Cuando Carlos Manuel de Céspedes se alzó en La Demajagua, el santiaguero Antonio Maceo tenía 23 años y Emilio Bacardí 24, precisamente, las ideas independentistas lo condujeron a una operación que fracasó, pero señaló un camino, cómo deponer al gobernador del departamento oriental para instaurar la junta democrática.

Hacia el archipiélago español de Islas Chafarinas, en el mar Mediterráneo, fue enviado el prisionero Bacardí Moreau.

Cuántas historias mambisas involucraron a Emilio Bacardí, hombre de vasta cultura, pensador, escritor, novelista, cronista por excelencia de la ciudad de Santiago de Cuba, fundador de una de las familias más numerosas, igual decir del renacimiento de la urbe con las luchas por la reivindicación de los derechos de la mujer, la nueva arquitectura, los trazos y construcciones de calles y avenidas como Aguilera, la más larga, y qué decir del flamante museo en el centro histórico.

Conozcan las nuevas generaciones al patriota Don Emilio Bacardí Moreau, el Primer Alcalde Mambí, quien nunca abandonó su tierra, por el contrario, buscó para ella mucha luz en el pensamiento y siempre puso en alto las ideas de su amigo, El Maestro José Martí cuyo legendario cuadro del difícil, pero no imposible desembarco por Playitas de Cajobabo, acompañó las sesiones de trabajo del gobierno santiaguero en los albores de los mil novecientos.

En esa imagen captada por otro colega patriota y anónimo, existen muchos mensajes todavía y la convocatoria para investigar más sobre a quien le debemos mucho en esta ciudad santiaguera: Don Emilio Bacardí Moreau.

emilio bacardi alcalde despacho
Desembarco de José Martí en Playitas de Cajobabo, un cuadro devenido icono en el despacho del Alcalde Mambí, Don Emilio Bacardí Moreau en Santiago de Cuba. Foto: archivo del Museo Bacardí. Autor: Anónimo.

Autor

Destacadas
Comentarios
Los juristas son, en principio, servidores públicos imprescindibles.
Saludos desde México. La cultura de la previsión así como la calidad en el trabajo ayuda a los pueblos de…
Jornadas de trabajo intenso; en esta cobertura tuve la oportunidad de acercarme a personas revolucionarias y aman y honran la…
blank
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x