Aplican avances del campo magnético en industria azucarera

El Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA), radicado en esta ciudad, lidera proyectos asociados a la aplicación del campo magnético en la industria azucarera, con positivos resultados en la producción y eficiencia energética.
Aplican avances del campo magnético en industria azucarera

Santiago de Cuba, 18 mar.— El Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA), radicado en esta ciudad, lidera proyectos asociados a la aplicación del campo magnético en la industria azucarera, con positivos resultados en la producción y eficiencia energética.

Estudios de la institución demuestran los beneficios de su introducción en los centrales azucareros al reducir el promedio del consumo de portadores energéticos en 3,1 por ciento.

Guillermo Ribeaux, investigador del centro, refirió a la ACN que la colocación de los separadores magnéticos en los evaporadores de los ingenios ahorra productos químicos en la limpieza, lo cual extiende la vida útil de esos importantes aditamentos.

Con la instalación del separador ferromagnético industrial (Ferromag) logran detectar y detener el tránsito de partículas químicas que provocan averías en el sistema, dijo.

El ingeniero eléctrico aseguró la efectividad del magneto en la eliminación de incrustaciones y la prevención de nuevas costras en calderas, calentadores y sistemas de enfriamiento del proceso industrial, en tanto disminuyen los períodos de mantenimiento de los equipos y la contaminación ambiental.

Con su investigación doctoral contribuyó al uso de acondicionadores magnéticos en la cristalización de la sacarosa, una solución que mejora la calidad del grano de azúcar como producto final.

El especialista demostró, mediante el empleo del Ferrolab (separador magnético de laboratorio), que la técnica retarda el proceso de aparición de los núcleos cristalinos, con tendencia a mayor regularidad en la forma y el tamaño de los microcristales.

Hoy diversas estructuras del Grupo Azcuba tienen interés en retomar este aporte científico, perdido por el déficit tecnológico de las industrias, apuntó.

Ribeaux instó a incrementar los dispositivos magnetizadores en los centrales para bajar los costos productivos y obtener el azúcar adecuado a las exigencias internacionales.

Los especialistas del CNEA, institución adscrita a la Universidad de Oriente, realizan talleres de capacitación con directivos y trabajadores de los centros productivos, porque deviene una prioridad la inserción de la ciencia y la innovación en este sector que atraviesa por una compleja situación en la actualidad.

En sus tres décadas de fundado, el Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado sobresale por el desarrollo de productos encaminados a elevar la eficiencia de la actividad agroalimentaria y optimizar servicios de salud. (Claudia María Delgado Torres)

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.