A más problemas, más sistemática debe ser la labor del Partido y sus militantes

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Al intervenir, Roberto Morales Ojeda afirmó que el fortalecimiento del Partido comienza cuando se tiene a los mejores militantes, a los más capaces, a los líderes, al frente de las organizaciones de base.
A más problemas, más sistemática debe ser la labor del Partido y sus militantes

En Ciego de Ávila eligieron a Liván Izquierdo Alonso como primer secretario del Comité Provincial del Partido, y en Sancti Spíritus ratificaron en ese cargo a Deivy Pérez Martín

Que no haya un día perdido o mal empleado en la lucha por construir un socialismo más próspero y sostenible, así lo afirmó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (pcc) y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien presidió la Asamblea Provincial de Balance del Partido en Ciego de Ávila.

La paráfrasis de la histórica frase, pronunciada por el Generalísimo Máximo Gómez en los potreros avileños de Lázaro López, el 30 de noviembre de 1895, en la formación del Ejército Invasor, devino estímulo para los 149 delegados presentes que, en representación del pueblo, debatieron el informe, expuesto por Carlos Luis Garrido Pérez, miembro del Comité Central y primer secretario de la organización en Ciego de Ávila.

Estuvieron presentes Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización del pcc; Rogelio Polanco Fuentes, integrante del Secretariado y jefe del Departamento Ideológico; Humberto Camilo Hernández Suárez, jefe del Departamento de Política de Cuadros, y Liván Izquierdo Alonso, miembro del Comité Central.

El Presidente de la República hizo un recuento de aspectos que definen la vida económica, política y social del país y, en tal sentido, se refirió a la agresividad de las campañas desestabilizadoras de los enemigos de la Revolución, que ponen toda su ferocidad en los temas más sensibles para la población, con el único objetivo de destruir el proyecto social, pretensión que no han logrado en más de 60 años ni lograrán ante la firmeza del pueblo cubano.

«Tratan de desacreditar la obra humanista de las brigadas que brindaron atención médica en varios países en la lucha contra la COVID-19; persiguen a las navieras para evitar que llegue combustible a Cuba, y llegan al extremo de tratar de fracturar los vínculos familiares entre quienes viven a uno y otro lado del estrecho de la Florida, con calumnias prefabricadas, en un acto de odio y hostilidad.

«Si están tan preocupados por las familias cubanas, por qué no levantan el bloqueo», cuestionó el Primer Secretario del Partido.

Al intervenir, Roberto Morales Ojeda afirmó que el fortalecimiento del Partido comienza cuando se tiene a los mejores militantes, a los más capaces, a los líderes, al frente de las organizaciones de base.

«El crecimiento dentro de las filas del Partido no es una meta, es la necesidad de garantizar su continuidad. El pcc debe transformar el diseño de las actividades políticas y, con su discurso, generar emociones a favor de la Revolución, para crear una verdadera conciencia revolucionaria», argumentó.

Tal y como reflejó el informe, y las 12 intervenciones de los delegados, las dificultades calaron duro en el hacer de los avileños y llevaron a incumplimientos en varios renglones de la actividad económica del territorio, en un año difícil, como pocos en los últimos tiempos, a causa del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y del azote de la COVID-19.

Las exportaciones se quedaron por debajo de lo previsto, sobre todo el azúcar y el carbón; se incumplieron las ventas netas y crecieron las entidades con pérdidas; aumentó la mortalidad del ganado vacuno, la natalidad solo llegó al 46 % y, encima, se dejaron de acopiar unos cuatro millones de litros de leche, con afectaciones en la entrega para las dietas médicas. Las inversiones quedaron al 67 % y los ingresos del territorio no permitieron cubrir los gastos, el déficit superó los 2 700 millones de pesos.

Como un problema de seguridad nacional se ha definido la alimentación del pueblo, que se ve menguada por incumplimientos en la producción agrícola, alejada de la demanda social. Entre la yuca, el boniato, la malanga y el plátano faltan por plantar más de 3 500 hectáreas, meta fijada para 2024.

El delegado Carlos Blanco Sánchez, director de la Empresa Agropecuaria La Cuba, dijo que se esfuerzan por concluir la siembra de unas 3 000 hectáreas de plátano fruta con riego por goteo, de las cuales 800 están plantadas, con el objetivo de enviar a otras provincias del país y abastecer a las más de 150 instalaciones turísticas, como lo hicieron antes de la llegada de la COVID-19.

Desde los organismos de dirección del Partido y el Gobierno, trascendió, hay que desterrar la falta de iniciativas en los cuadros de las estructuras empresariales, que no adoptan medidas acertadas ni involucran a los colectivos laborales en la solución de los problemas, sobre todo en las entidades de la agricultura y las azucareras. Cuantas más debilidades existen en las organizaciones, más sistemática y dinámica debe ser la labor del núcleo del Partido, se dijo.

Los delegados eligieron a Liván Izquierdo Alonso como primer secretario del Partido en Ciego de Ávila, y reconocieron la labor desplegada en el territorio avileño por Carlos Luis Garrido Pérez.

ANTE LOS RETOS, SIGUE LA MARCHA

Con la presencia de Miguel Díaz-Canel y los miembros del Secretariado del Comité Central, Félix Duarte y Roberto Morales Ojeda, abrió el debate sobre el informe presentado a la asamblea de balance del Partido en Sancti Spíritus, donde imperaron las intervenciones sobre la labor de los núcleos en los sectores productivos, el enfrentamiento a las ilegalidades que propician brechas por donde la contrarrevolución intenta colarse para destruir el proceso social cubano, la atención a los jóvenes como reserva militante y el trabajo político-ideológico.

Varios delegados, secretarios de los núcleos del Partido en instituciones que tienen que ver directamente con la producción de alimentos, intervinieron para explicar la importancia que tienen los militantes hoy en la producción económica, en hacer más con menos, en innovar y diversificarse, en buscar la rentabilidad económica en sus respectivos polos productivos para revertir los déficits, algo que es básico en el desarrollo de una provincia agrícola como Sancti Spíritus.

Por su parte, la delegada Raquel Tomlinson, del núcleo de la Fiscalía de Jatibonico, expuso su visión sobre las brechas de corrupción y apropiación de recursos que aún persisten: «Debemos sumarnos al ahorro y a la disciplina en el ambiente laboral. Todavía existen centros que no cumplen el control interno y están lacerando todos estos años de resistencia. Todo lo que hemos luchado por esta Revolución no se puede perder por esas actitudes. Tenemos que exigirnos realizar las comprobaciones necesarias para poder conocer a fondo lo que está pasando y tomar decisiones. Donde haya un núcleo del Partido no puede haber corrupción, porque es nuestra responsabilidad».

Naima Trujillo, rectora de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí, expuso que las directrices del último Congreso del Partido les dieron un mayor valor a las universidades y a la ciencia: «Nuestro mapa de proyectos de ciencias se ajustan a las necesidades que se han planteado acá. Pero tenemos que hacerlo sostenible: tenemos reservas en cuanto a la velocidad y a la forma en que se aplican los estudios de las academias.

«La continuidad y la unidad no se dan en abstracto. Tenemos que transformar métodos. Nuestro análisis de las contradicciones no debe ser solo descriptivo, se deben encontrar causas, criterios, con transparencia, sin prejuicios, para que nuestros hijos puedan entender qué es ser comunista y se sientan parte. Hay un escenario mundial donde los jóvenes están insertos y la academia tiene que actuar con mayor fuerza. Incluso, con aquellos que no decidan ser militantes del Partido Comunista, pero puedan acompañar el trabajo de la organización. Hay que acercar la agenda de discusión de nuestros jóvenes sin temor a asumir las más fuertes problemáticas».

Morales Ojeda precisó que el mejor trabajo político-ideológico es hacer bien el trabajo: «No puede exigirse si no se da el ejemplo. Las poleas del trabajo político son las organizaciones de masas. Por ello no hay mejor trabajo político que resolver los problemas de los cdr, de la fmc, de la comunicación, de las actividades políticas que seguimos haciendo de la misma manera sin generar emociones y enseñanzas».

Díaz-Canel, por su parte, detalló que para hacer trabajo político hoy día hay que tener en cuenta la cultura, cómo nos forjamos como pueblo y nación, cómo llegamos al socialismo: «Siempre ha estado presente en nuestras luchas el deseo de justicia social, la lucha por los valores humanos y, muy importante, el antimperialismo. Si no somos antimperialistas, no podemos entender la perversidad de las imposiciones que nos hicieron en plena pandemia».

Ejercieron el derecho al voto 149 delegados. Todas las boletas fueron válidas. Resultaron electos los 64 compañeros propuestos al obtener cada uno el ciento por ciento de los votos válidos. Además, se eligió el Buró Ejecutivo que llevará las riendas del trabajo partidista en la provincia y, por último, fue ratificada Deivy Pérez Martín como primera secretaria del Comité Provincial del Partido.

Félix Duarte ofreció las conclusiones de la Asamblea con la convicción de que en los profundos retos que enfrenta el Partido en Sancti Spíritus está la grandeza de su marcha. (Ortelio González Martínez y Pedro Jorge Velázquez)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.