jueves 08 diciembre 2022
EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

El Primer Congreso del PCC definió el camino compartido

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Aunque ninguna época es igual a otra anterior, las tensiones, agresiones y amenazas contra la Revolución Cubana se han mantenido, y fue el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba el que marcó, hace 46 años, el rumbo para enfrentarlas y vencerlas.
El Primer Congreso del PCC definió el camino compartido

Aunque ninguna época es igual a otra anterior, las tensiones, agresiones y amenazas contra la Revolución Cubana se han mantenido, y fue el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba el que marcó, hace 46 años, el rumbo para enfrentarlas y vencerlas.

El 17 de diciembre de 1975, el remozado teatro Karl Marx recibía en La Habana a unos 2 000 delegados e invitados de todo el país, tras culminar el proceso de unificación de organizaciones de izquierda y la creación de otras que aglutinaban los diferentes sectores de la sociedad.

Habían pasado ya momentos y etapas definitorias. Era el instante de unir todo el proceso bajo una dirección única, capaz de consolidar en sus cuadros la experiencia para conducir el país en las nuevas batallas.

El Congreso se inició con el Informe Central, presentado por su Primer Secretario, Fidel Castro Ruz, con un análisis histórico de la Revolución, su desarrollo económico y social en distintas ramas, la crítica de los errores cometidos, y el anuncio de cambios previstos en busca del desarrollo.

Fidel habló por vez primera de la ayuda brindada al Movimiento para la Liberación de Angola y a su pueblo en la lucha contra las tropas de África del Sur, como parte de la política cubana de solidaridad.

En su discurso de conclusiones, subrayó que, como principio revolucionario, «siempre será mil veces preferible la autocrítica a la autocomplacencia. (…) Y creemos realmente que los dirigentes revolucionarios tenemos que estar constantemente analizándonos y autocriticándonos, si no en público, en privado. Siempre debemos estar ajustando cuentas con nuestras conciencias. Y nunca, ¡jamás!, podemos estar conformes con nosotros mismos, porque el hombre que esté conforme consigo mismo no es revolucionario».

Un multitudinario acto en la Plaza de la Revolución José Martí clausuró el Primer Congreso, con un pueblo entusiasta que aprobó las tesis y resoluciones acordadas, así como el Comité Central y la ampliación del Buró Político.

En la historia reciente de Cuba se demostró la validez del rumbo trazado en ese Primer Congreso, que permitió a la Revolución vencer agresiones terroristas, resistir el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, y crear un sistema de Salud y científico que ha sido capaz hoy de enfrentar la pandemia de la COVID-19. ()

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.