“Ejemplar entre las Ejemplares” Brigada de la Frontera Orden Antonio Maceo

Margarita Piedra Cesar
Margarita Piedra Cesar
Jefa de redacción digital
Frente a la política agresiva de Estados Unidos utilizando para ello la Base Naval de Guantánamo, el 9 de noviembre de 1961 las Fuerzas Armadas Revolucionarias creó el Batallón Fronterizo, que en igual fecha de 1964 devino en la actual Brigada de la Frontera, integrada por jóvenes y valiosos combatientes dispuestos a defender con sus propias vidas ese pedazo de territorio de nuestro país.
“Ejemplar entre las Ejemplares” Brigada de la Frontera Orden Antonio Maceo

Santiago de Cuba, 9 nov.— Frente a la política agresiva de Estados Unidos utilizando para ello la Base Naval de Guantánamo, el 9 de noviembre de 1961 las Fuerzas Armadas Revolucionarias creó el Batallón Fronterizo, que en igual fecha de 1964 devino en la actual Brigada de la Frontera, integrada por jóvenes y valiosos combatientes dispuestos a defender con sus propias vidas ese pedazo de territorio de nuestro país.

La historia de la base yanqui de Caimanera se inició el 10 de junio de 1868, cuando marines norteamericanos desembarcaron por Punta del Este, como parte de la intervención estadounidense en nuestro país durante la guerra hispano-americana. Después de la Enmienda Platt, impuesta a la primera Constitución Cubana, en 1903, cedió ese territorio a los ocupantes para ser utilizado como estación carbonera o naval.

Nada más lejos de la realidad, pues desde ese entonces ese enclave se convirtió en un instrumento de intimidación y chantaje hacia los cubanos, y más a partir del triunfo revolucionario de 1959, donde encontraron refugio seguro e impune cientos de asesinos y secuaces del batistato, que convirtieron a ese territorio en un potencial peligro para la Revolución. Tanto es así que desde 1962 y hasta 1994 en que se firmaron los acuerdos migratorios, se produjeron más de 13 500 acciones provocativas con un saldo de ocho muertos, incluidos dos soldados fronterizos y 15 incapacitados.

En esa base encontraron refugio seguro e impune cientos de asesinos y secuaces del batistato, que convirtieron a ese territorio en un potencial peligro para la Revolución.

La Brigada de la Frontera, ostenta con orgullo la Orden Antonio Maceo, conferida por el Estado Revolucionario por sus destacados servicios a la nación en defensa del territorio que rodea la ilegal base yanqui de Caimanera, la cual más temprano que tarde habrá de integrarse nuevamente al territorio nacional.

Hoy por hoy esta base yanqui no representa ninguna importancia militar para Estados Unidos, quien la ha convertido en un campo de concentración y torturas para supuestos terroristas capturados en Afganistán y otros países, a pesar de la protesta de Cuba y el mundo.

Pero hoy como ayer, la Brigada de la Frontera “Ejemplar entre las Ejemplares”, como la calificara el General de Ejército Raúl Castro Ruz, sus combatientes se mantienen vigilantes para impedir cualquier provocación o agresión procedente de la base yanqui, con la consigna de que POR AQUÍ NO PASARÁN.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.