Nuevas formas de difusión de la cultura estrechan vínculos con el público

Spread the love

Santiago de Cuba, 23 jun.— La Covid-19 cambió nuestra vida abruptamente en todos los aspectos. Desde nuestras interacciones con nuestros seres queridos hasta el desarrollo de nuestra sociedad se han visto afectados por la pandemia.

El sector cultural no ha sido la excepción a esos cambios y en medio de este contexto mundial, puso en marcha formas inéditas de difusión de la cultura en el territotio, a través del espacio virtual.

En Santiago de Cuba la experiencia ha sido enriquecedora. Centros, consejos, organizaciones y artistas de diversas especialidades tributaron con sus iniciativas y los resultados son visibles.

Entre ellos destacan las más de 60 mil visualizaciones de la edición 58 del Festival Internacional de la Trova Pepe Sánchez.

En declaraciones al diario Granma, Eduardo Sosa, presidente de la cita, “admitió las ventajas de la celebración online: mayor convocatoria, masividad y alcance, en tanto permitió que internautas de México, Uruguay, República Dominicana y Japón vivieran y sintieran la trova desde Cuba, a pesar de la situación sanitaria mundial”.

La urbe suroriental también propició el disfrute en el entorno virtual de la duodécima edición de la Fiesta de la Danza, FIDANZ 2021, el Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in Memoriam y la recién concluida 42 Semana de la Cultura, entre otros eventos que marcan un punto de partida necesario para mantener el intercambio con los públicos y difundir la cultura cubana por el mundo.

Jordano Casanova, Subdirector Técnico de la Dirección Provincial de Cultura detalló que las Casas de Cultura, asumen el cambio y se suman al modelo de consumo cultural a través de las redes sociales.

La experiencia provoca expectativas, emociones, otra mirada hacia el público y hacia la relación con las comunidades en las que están enclavadas.

“Son momentos de reafirmar la cultura, justo cuando celebramos el aniversario 60 de “Palabras a los Intelectuales”, expresó Casanova, por eso el sector se une a la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo con el candidato vacunal Abdala.

Actualmente varias instituciones de la cultura funcionan como sitios clínicos o vacunatorios. En la acción de salud participan artistas, aficionados, instructores de arte, promotores culturales, entre otros, con la intención de apoyar la campaña de inmunización de la población cubana.

La iniciativa se diseñó con la Dirección Provincial de Salud Pública para ser coherentes con la situación epidemiológica y aplicando las medida de protección.

El intercambio catalogado de generoso, lo agradecen los pacientes y artistas, porque en medio de las tensiones se regala amor a través del verso o el canto, y esos son incentivos para esperar con calma el proceso que conlleva la vacunación.

Compartir prácticas de creación en los nuevos escenarios que impone la pandemia es un reto complejo, pero no imposible, cuando existe el deseo y la voluntad de estrechar vínculos con el público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + trece =