Ecosistema marino: un proyecto infantil para el cuidado de las costas

Con el fin de contribuir a una educación ambiental, el seminternado santiaguero Abel Santamaría desarrolla el proyecto Ecosistema marino, con la participación de 17 niños y el asesoramiento de la Delegación Territorial del Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (CITMA).
Ecosistema marino: un proyecto infantil para el cuidado de las costas

Santiago de Cuba, 7 abr.— Con el fin de contribuir a una educación ambiental, el seminternado santiaguero Abel Santamaría desarrolla el proyecto Ecosistema marino, con la participación de 17 niños y el asesoramiento de la Delegación Territorial del Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (CITMA).

Forjarlos como personas de bien para que cuiden la naturaleza es el objetivo principal, refirió a la Agencia Cubana de Noticias Rolando Beltrán, su coordinador, en relación con el asesoramiento a los pioneros, como se denominan los integrantes de la Organización de Pioneros José Martí.

De ahí el desarrollo de disimiles actividades, dijo, como limpieza de playas, visitas al Museo Tomas Romay o al acuario, para conocer las características de las costas, las especies que habitan en el mar y las acciones adecuadas para su conservación.

Mediante las asignaturas de Ciencias Naturales y el Mundo en que vivimos llegan a los niños los conocimientos básicos y la relación estrecha con el proyecto y las instituciones del CITMA, hacen el proceso de aprendizaje mas inclusivo, ameno y creativo.

Los estudiantes, cuando terminan el recorrido, deben realizar actividades prácticas como composiciones sobre el paisaje e identificación y descripción de especies, y eso les ayuda a comprender elementos de la ciencia y a practicar su expresión, comentó el también director del plantel

Participamos en los concursos y jornadas científicas infantiles convocadas por el CITMA, y hemos tenido buenos resultados, agregó.

Cecilia Escandol Justiz, profesora del seminternado, expresó el impacto de esta actividad en los escolares, pues les adiestra en el trabajo en grupo y amplía el conocimiento de materias relacionadas con el patrimonio acuático, la ecología marina y el buceo. Este proyecto contribuye a la formación ambiental de los niños y los involucra directamente con el hábitat, pues conocen de primera mano cuestiones del funcionamiento de los ecosistemas y como poder cuidarlos, concluyó.

Santiago de Cuba dedica especial atención a las costas mediante el plan estatal Tarea Vida, con atención particular en el Refugio de la fauna San Miguel, en la Laguna Baconao, y en la preservación de los manglares, donde se destaca el Festival del manglar. (Claudia María Delgado Torres)

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.