Satisfactorios resultados de la Ozonoterapia rectal en pacientes convalecientes de la COVID- 19

Spread the love

La Habana, 5 mar.— Un ensayo clínico exploratorio con la Ozonoterapia rectal en un grupo de pacientes de varios municipios de la capital, convalecientes de la COVID- 19, demostró la eficacia y seguridad de esta terapia natural.

En el referido estudio se incluyeron, previa firma del consentimiento informado, 40 pacientes de uno y otro sexo, desde los 35 hasta los 85 años de edad, que no habían participado en otra investigación, precisó a la Agencia Cubana de Noticias la doctora Zarahí Mendoza, jefa del grupo de productos ozonizados del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC).

Significó la Investigadora Titular del CNIC que se les explicó en qué consistía el tratamiento, cómo sería empleado y los beneficios que tendrían quienes ya no tenían la enfermedad (PCR- TR negativo).

Se dividieron en dos grupos, uno que se le aplicó Ozonoterapia rectal + BIOPLA, y el otro que solo recibió BIOPLA® una tableta diaria por un mes, este último un concentrado proteico-mineral extraído de la placenta humana a término, con un elevado valor nutricional y total ausencia de efectos secundarios nocivos o inconvenientes, ideal para combatir las afecciones clínicas y quirúrgicas.

Tras un mes de tratamiento con ambas terapias, los pacientes mejoraron el índice de masa corporal, se normalizaron indicadores de química sanguínea como los niveles de ácido úrico y la hemoglobina.

Por otra parte, se corroboró que los convalecientes a la COVID-19 presentaron desbalance redox oxidativo, restablecido por la combinación de las terapias (Ozonoterapia rectal más BIOPLA), fundamentalmente, mediante el incremento o estimulación del sistema antioxidante endógeno, enfatizó la científica.

La indagación comenzó en junio de 2020 en el sitio clínico del hospital Ernesto Che Guevara, de la Universidad de Ciencias Informáticas, y no se presentaron efectos adversos, por lo cual se demostró no solo la eficacia sino también la seguridad de la terapia, reiteró la entrevistada.

Después de tres semanas de haber sido negativos a PCR- TR para la detección del SARS- CoV 2, estos pacientes con antecedentes de enfermedades crónicas fueron seleccionados para ser tratados con terapias naturales.

El 80 % de ellos fueron clasificados bajos de peso, el 72 % presentó comorbilidades como cardiopatías crónicas, asma, hipertensión y diabetes mellitus, mientras el 57 % tenían hábitos tóxicos (tabaquismo y alcoholismo), significó la investigadora delCNIC.

La Ozonoterapia rectal favorece la oxigenación de la sangre; estimula los sistemas inmunes y antioxidantes endógenos; modula la respuesta inflamatoria sistémica; y es por excelencia un germicida de amplio espectro, entre otras bondades.

Por todo ello ha sido utilizada con éxito en dolencias crónicas como la diabetes mellitus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, asma bronquial, hernia discal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y retinosis pigmentaria, señaló la doctora Mendoza.

Destacó la especialista que el ensayo tuvo como centro promotor al CNIC y se ejecutó en el Hospital Salvador Allende de La Habana.

Ahora se está culminando el informe de resultados que servirá como antecedente para solicitar un estudio clínico fase III, en el que se incluirán mayor número de pacientes.

Además del CNIC y el Centro de Histoterapia Placentaria (promotores del estudio) participaron el Hospital Ernesto Che Guevara de la Universidad de Ciencias Informáticas (sitio clínico) y el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (en las determinaciones de estrés oxidativo), precisó.

La Ozonoterapia rectal consiste en la aplicación del Ozono, formado a partir de un generador de uso médico (OZOMED Plus®) fabricado en el CNIC, y registrado en el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

En los pacientes convalecientes de la COVID-19 se aplicó al igual que en otras enfermedades crónicas.

Ese procedimiento se aplica por vía rectal mediante una sonda, una vez cada 24 horas, de lunes a viernes durante cuatro semanas, para completar 20 sesiones y las concentraciones de ese gas y los volúmenes se emplearon de forma ascendente, de acuerdo con el protocolo aprobado, enfatizó.

En medio de la emergencia de la COVID-19 se utiliza en estos momentos en hospitales, solamente por médicos especialistas o personal paramédico bien entrenado, bajo el estricto cumplimiento de medidas de bioseguridad implementadas en el protocolo de ensayo clínico para la seguridad de la aplicación de ozonoterapia rectal en el paciente positivo a la COVID- 19 y aprobado por el Ministerio de Salud Pública, subrayó. (Iris Armas Padrino)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + seis =