Cuba, la Covid-19 y el fantasma de los asintomáticos

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
Vietnam sin casos de Covid-19 en 24 horas

Santiago de Cuba, 19 abr.— La cada vez mayor cifra de personas asintomáticas entre los casos confirmados con la Covid-19 salta hoy a las estadísticas en Cuba como uno de los elementos más preocupantes en el enfrentamiento a la pandemia.

Más de un 80 por ciento del total de infectados en la última jornada, con cierre a las 12 de la noche, presentaban esa riesgosa condición, según informó el doctor Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), quien ha insistido sistemáticamente al respecto.

En idéntico sentido se pronunció en el programa televisivo Mesa Redonda de este viernes el ministro del Salud Pública de Cuba, José A. Portal, al considerar que esos cientos de individuos, aparentemente sanos, constituyen una amenaza por su alta probabilidad de infectar a otros con el SARS-CoV2.

Por razones obvias y peligrosas, esos cubanos infectados sin que su organismo haya dado algún aviso, hace mucho más compleja la detección y el consiguiente protocolo de vigilancia y tratamiento que propicien su sanación y cortar la cadena de contagios.

Solo el seguimiento riguroso de los contactos de los enfermos ha posibilitado el hallazgo de esos portadores del patógeno, quienes escapan al control de las pesquisas diarias realizadas en los hogares por estudiantes de Ciencias Médicas al no tener los indicios que se incluyen en esas preguntas.

Vista esta realidad, urge mucho más aún elevar la percepción de riesgo y cumplir celosamente las disposiciones de las autoridades sanitarias con el aislamiento social y las correspondientes a la higiene personal y familiar como premisas vitales.

Para quienes merodean sin verdadera necesidad por las calles y otros espacios públicos, a contrapelo de tantos llamados de atención y exhortaciones a permanecer en casa, esa Espada de Damocles se cierne sobre ellos y, lo que es peor, sobre la vida de los que inocentemente se cruzan en su camino.

Cuando los números siguen cada día su reflejo creciente y obstinado, cuando la suerte corre a cargo de los propios compatriotas porque ya apenas hay casos importados o relacionados con el exterior y el país transita aún por la etapa de trasmisión autóctona limitada, hay que abrir bien los ojos a esta coyuntura.

En esa búsqueda afanosa para detectar la infección, en el más reciente resumen ofrecido por el Minsap, entre los 63 nuevos enfermos, fueron 14 los casos positivos en los que no se pudo identificar la fuente de infección, algo que añade complejidad al proceso.

Por ello, se enfatiza en la restricción de movimientos como la clave para frenar la pandemia y en particular esa “bomba de tiempo” que acecha desde el silencio con los asintomáticos

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.