Crece en Cuba la modalidad de teletrabajo ante la COVID-19

Cuba prioriza la atención al adulto mayor ante la COVID-19

La Habana, 27 mar.— El teletrabajo se ha incrementado en los últimos días como parte de las medidas adoptadas por la situación epidemiológica provocada por la COVID-19, y lo emplean 112 mil 141 trabajadores informó, en esta capital, Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social.

En comparecencia en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, la titular declaró que el crecimiento ha sido significativo pues al cierre de enero lo utilizaban cinco mil personas, mientras en febrero más de 42 mil.

Estamos conscientes que esa cifra no es lo que se requiere aún, precisó, pero de las medidas orientadas es la forma que mejor tributa al aislamiento social, además de las ventajas para la administración, acotó.

Insistió en que el teletrabajo depende del nivel de conectividad de los trabajadores en sus domicilios y afirmó que hay entidades que le han dado a sus empleados dispositivos como tablets y móviles, medios que ahora pueden utilizar.

Feitó Cabrera recomendó a las administraciones a incrementar la aplicación de esta medida a la vez que destacó a organismos que van a la vanguardia en ello como Educación, Ciencia, Transporte y las provincias de La Habana y Sancti Spíritus, entre otras.

En el programa especial la ministra de Trabajo y Seguridad Social aclaró que se mantiene el pago del estipendio para el almuerzo y se paga el ciento por ciento del salario, inquietudes de la población en relación con esta opción de trabajo a distancia.

Respecto a las interrupciones laborales explicó que más de ocho mil trabajadores del Turismo están afectados, pero puntualizó que se potencia su reubicación en cada una de las provincias.

Asimismo subrayó que el Ministerio de la Agricultura informó de la necesidad de cubrir más de nueve mil plazas en para potenciar la producción de alimentos como la cosecha de papa, frijol, en la avicultura, entre otros.

Sobre el trabajo por cuenta propia expresó que se puede entregar por diferentes vías, como correo electrónico y por teléfono, la solicitud de periodo de suspensión, medida pensada teniendo en cuenta los bajos niveles de ingresos de alguna de las actividades.

Feitó Cabrera reiteró que se trata de una suspensión temporal, por lo tanto no debe retirarse ninguno de los documentos ni pagar nuevamente para reabrir su negocio.

Mencionó que entre las modalidades con mayor cantidad de solicitudes de suspensión temporal se encuentran arrendador de viviendas, trabajador contratado, servicio de cafetería y artesano. El 62 por ciento de las solicitudes proviene de las provincias de Pinar del Río, La Habana, Matanzas y Villa Clara.

Finalmente, la ministra resaltó que más de 492 trabajadores sociales han visitado más del 60 por ciento de los grupos identificados como vulnerables, incluyendo a adultos mayores, personas con discapacidad o que reciben asistencia social.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.