Solo en una Revolución humanista se puede lograr estos sueños

CMKC
CMKC
Emisora radial del Municipio Santiago de Cuba.
Solo en una Revolución humanista se puede lograr estos sueños

Santiago de Cuba, 24 abr.— Palabras pronunciadas por Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Santiago de Cuba, en el acto de inauguración de la Escuela Especial Amistad Cuba-Viet Nam, en Santiago de Cuba, el 23 de abril de 2019, «Año 61 de la Revolución»

Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Santiago de Cuba

Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Santiago de Cuba

En los actuales momentos de recrudecimiento del bloqueo y de la Ley Helms-Burton estamos más unidos por defender victorias y actos de justicias como este. Foto: Miguel Rubiera Justiz

Palabras pronunciadas por Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Santiago de Cuba, en el acto de inauguración de la Escuela Especial Amistad Cuba-Viet Nam, en Santiago de Cuba, el 23 de abril de 2019, «Año 61 de la Revolución». (Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido; Compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Invitados a este inolvidable acto, en especial al colectivo de alumnos, trabajadores y familiares de los alumnos:

Nos encontramos hoy aquí inspirados en el pensamiento de José Martí, el más grande y universal de todos los cubanos, hombre de Cuba, de América Latina y del mundo, con un sólido pensamiento pedagógico, analítico extraordinario de los problemas educativos, para cada uno de los cuales planteó sabias soluciones. Concibió la educación como la vía idónea para preparar al hombre para la vida, y darle las llaves del mundo, que son: la independencia y el amor.

Su discípulo más fiel, nuestro invicto Comandante y líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz, en su alegato La historia me absolverá declaró, entre las profundas y necesarias transformaciones a realizar para garantizar una sociedad justa están las referidas a la educación.

La aurora del Primero de Enero marcó una nueva etapa en la que se convierte en verdad «con todos y para el bien de todos», sentenciado por Martí y cumplido por el Comandante: tenemos que atenderlos a ¡todos, a todos y cada uno de ellos! Ese es el principio.

Esta colosal y bella escuela que se honra con el nombre de Amistad Cuba-Viet Nam es el resultado de la voluntad política de Fidel y de Raúl, artífices de la «Revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes». Solo en una revolución humanista como la nuestra se pueden lograr estos sueños.

Esta instalación, cuya reparación tuvo un costo de más de 5,7 millones de pesos y su componente en divisas, con una capacidad para 120 estudiantes desde prescolar hasta el noveno grado, abre sus puertas a educandos con discapacidad físico-motoras de las cinco provincias orientales para contribuir a su formación integral y a su incorporación activa a la sociedad con diversos niveles de independencia y quienes recibirán la atención de 131 trabajadores. Cuenta con espacios para la docencia, la atención médica y estomatológica, la rehabilitación física, la terapia ocupacional, el desarrollo del deporte, la cultura y la informática con todo el equipamiento tecnológico requerido.

En nombre de todos los trabajadores, en especial de los estudiantes, de sus familiares, queremos patentizar nuestro agradecimiento a las máximas autoridades del país por el apoyo para la construcción de esta hermosa institución.

Nos comprometemos a ser fieles al ideal de nuestro Comandante en Jefe y consecuentes con las mejores convicciones revolucionarias.

No fallaremos a la confianza depositada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en mantener como el primer día un centro como este, donde la sensibilidad será el ingrediente principal.

No renunciaremos jamás a los derechos que hemos conquistado y a la riqueza espiritual que se ha ganado con el desarrollo de la educación.

«La enseñanza, ¿quién no lo sabe?, es ante todo una obra de infinito amor». Así lo soñó Martí: la educación como un derecho de todos los seres humanos, patentizada en nuestra reciente Constitución, en la que se ratificaron todos los derechos y deberes por mantener nuestro internacionalismo, nuestro humanismo, por seguir siendo socialistas y antimperialistas.

En los actuales momentos de recrudecimiento del bloqueo y de la Ley Helms-Burton estamos más unidos por defender victorias y actos de justicias como este.

Les decimos a los enemigos que no se equivoquen con esta patria, que este cielo, esta tierra y esta bandera la defenderemos al precio que sea necesario.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.