Celebrarán en La Habana concurso y exhibición de carros antiguos y clásicos

Celebrarán en La Habana concurso y exhibición de carros antiguos y clásicos

La Habana, 17 nov.— Un concurso para elegir el auto antiguo mejor conservado desarrollarán en esta capital, el primero de diciembre, el Grupo Iberostar Hotels Resorts y el proyecto cultural Amigos de Fangio, en su décimo aniversario, y por el advenimiento del medio milenio de La Habana y los 120 años de la llegada del primer automóvil a Cuba.

En conferencia de prensa en el hotel Iberostar Grand Packard, María Barreras Fernández, directora de Marketing de esa cadena española en la Isla; y Lorenzo Verdecia Espinosa, fundador y coordinador general del mencionado proyecto, destacaron que se espera sea la mayor concentración de carros clásicos de la historia en el país, en la que también habrá un karting en el malecón.

La cita tiene por nombre Primeras Jornadas de Autos Clásicos 2018, y quienes participen podrán optar por el Gran Premio Iberostar a la Conservación o por el Premio de la Popularidad, en tanto las inscripciones serán el propio día de competencia, a partir de las nueve de la mañana, en la explanada de La Piragua, en calle O y 19, Vedado, y la premiación el 16 de diciembre en ese hotel, recientemente inaugurado en la avenida del Prado.

Pablo Álvarez, jefe de la comisión que evaluará los automóviles, explicó que en cada uno de ellos medirán la originalidad y legitimidad de su aspecto y presencia general y que sean de fábrica sus partes y piezas, incluidos motor, caja de velocidad, puentes delanteros y diferencial, además de comprobar el funcionamiento y calidad del sistema eléctrico, de sus pizarras, cristales y puertas.

En opinión suya será una competencia muy reñida porque principalmente por las calles de La Habana (o estacionados en garajes) a diario vemos una gran cantidad de autos norteamericanos (almendrones) fabricados antes del triunfo de la Revolución, y con un alto porcentaje de sus componentes originales, amén de que también algunos dueños o propietarios les han hecho modificaciones en su interior.

Los automóviles que llegaron a Cuba antes de 1940 y se conservan son denominados antiguos, y los que lo hicieron entre 1946 y 1960 se les considera clásicos, precisó Álvarez, al recordar que a raíz del rompimiento -en enero de 1961- de las relaciones de Estados Unidos con la Isla, dejaron de importarse piezas y aditamentos para esos medios de transporte.

Ante tales carencias materiales sus dueños han logrado burlar el bloqueo económico, comercial y financiero, al convertirse ellos mismos en innovadores, sin dejar de reconocer que mantenerlos funcionando ha sido costoso y nada fácil, explicó el especialista.

A decir del fundador y coordinador del proyecto cultural Amigos de Fangio, que nuclea a coleccionistas y propietarios de esos viejos automóviles y de motocicletas, a mecánicos, chapistas y restauradores, si no fuera por la inventiva y creatividad de muchas personas a lo largo de estas décadas, difícilmente pudiéramos contar con tan interesante patrimonio rodante.

Gracias a su existencia ha sido posible no solo que miles de turistas los escojan actualmente para sus paseos por las calles de La Habana, y por otras ciudades y poblados, sino que la televisión y el cine hayan podido contar en sus producciones con el ambiente de esa época de antes de 1960, en que circulaban principalmente autos Packard, Cadillac, Chevrolet, Buick, Ford, Pontiac o Mercury, entre otros.

¿Qué sería de filmes como La bella del Alhambra o Clandestinos sin los automóviles de aquellos años (que antecedieron al triunfo de la Revolución?, por citar algunos, si no se conservaran hoy autos antiguos y clásicos de entonces?, concluyó Verdecia Espinosa. (Fidel Rendón Matienzo)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.