Aviva fuego de la discordia primer ministro de El Líbano

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
Aviva fuego de la discordia primer ministro de El Líbano

Beirut, 14 nov.— El designado primer ministro libanés, Saad Hariri, avivó el fuego de la discordia en la formación del Gobierno con una retórica dirigida a responsabilizar a la Resistencia islámica o Hizbulah en la dilación de ese proceso.

Hariri achacó a Hizbulah el obstáculo más reciente para instalar el Ejecutivo, con el argumento de que, como jefe del partido musulmán sunita, Corriente Futura, él sabe lo que le conviene a esa confesión religiosa.

‘Soy el padre de los sunitas libaneses’, dijo ante un plenario para reafirmar sus posiciones respecto a negar a seis diputados independientes de ese credo el acceso a un puesto entre los 30 ministros del Gabinete.

La resistencia y el movimiento Amal, del presidente del parlamento, Nabih Berri, respaldan la solicitud del sexteto sunita no afiliado a la Corriente Futuro, y la rechazan Hariri y el jefe del Estado, Michel Aoun.

A juicio de analistas, el primer ministro designado caminó por alfombras rojas en París durante una conferencia internacional por la paz, pero en Beirut lo hace por el caos de mantener en ascuas la creación de un Ejecutivo.

Ese proceso marcha por su sexto mes y no hay una solución en lo inmediato, toda vez de este reciente episodio que marca la insistencia de uno y otro bando por prevalecer, mientras la población y la economía piden a gritos un Gabinete en funciones.

De las decisiones de un Gobierno oficial, dependen los 11 mil millones de dólares que donantes y gobiernos prometieron en créditos blandos a El Líbano durante la conferencia Cedro, celebrada en abril pasado, en París.

El país se desmorona con una deuda pública de 83 mil millones de dólares y hay esperanzas de que con el compromiso parisiense comience una reactivación en inversiones y proyectos.

Empero, Hariri prefiere mantenerse en sus trece de no ceder ante la petición de los seis diputados independientes y pasa la bola a Hizbulah, dirían en el argot deportivo, cuando en realidad en sus manos por Constitución, está la solución de ese tema.

En cualquier caso, no comprende que la historia cambió de algún modo con las elecciones generales de mayo pasado, cuando parte de los votantes viró la espalda a la Corriente Futuro y otorgó su beneplácito a otros sunitas.

Las recientes declaraciones del primer ministro designado no aportan construir lazos de entendimiento dentro de una sociedad que, por su diversidad política y religiosa, necesita un discurso unificador y no el sectario.

El Líbano se enorgullece de su variedad confesional, pero en vez de buscar una fortaleza de esa condición, los políticos se apertrechan en sus posiciones y convierten el ejercicio democrático en una pesadilla. (Armando Reyes Calderín)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.