Los retos de transformarnos digitalmente

Picture of Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Tanto la Política como la Agenda Digital contribuirán a un mejor aprovechamiento de las tecnologías de la información y las comunicaciones

Autor: Susana Antón Rodríguez

Recientemente se aprobó, en el Consejo de Ministros, la Política para la Transformación Digital del país, de conjunto con la Agenda Digital Cubana y la Estrategia de Inteligencia Artificial.

Sobre los retos de este proceso, su importancia y desarrollo, Granma conversó con Wilfredo González Vidal, viceministro primero de Comunicaciones.

–¿Por qué hablamos de la transformación digital como etapa superior a la informatización de la sociedad?

–Este proceso, primero, tiene lugar no solo en las comunicaciones, la informática y los servicios, sino en el resto de los sectores económicos y sociales del país; en tanto es transversal, y todos los actores de la economía poseen determinada responsabilidad.

«No se trata solo de adoptar tecnologías o informatizar un proceso; hay una cuestión fundamental, y es emplear las tic para acompañar al país en las principales estrategias de desarrollo económico y social.

«Decimos, además, que en este proceso de transformación digital lo primero es pensar en el ciudadano como centro. Hacer este ejercicio sería la clave para la solución de los problemas.

«En ese punto, ya el término no es solo tecnológico sino aparece un cambio cultural y en la manera de pensar, primero, digitalmente.

«Hablamos, también, de la simplificación de procesos de cara al ciudadano, a partir del empleo de análisis de grandes volúmenes de datos, la inteligencia artificial o internet de las cosas; por lo tanto, es una manera diferente de enfocar el término o la actividad».

–Cuba tiene una Política integral para el perfeccionamiento de la informatización de la sociedad, aprobada en 2017. ¿Cómo se complementan ambas políticas?

–La Política para la informatización de la sociedad tiene su respaldo en el Decreto-Ley 370, y en otras normas emitidas por el Ministerio de Comunicaciones (Mincom).

«Aún quedan cuestiones por implementar, establecidas en esos documentos normativos, a los que se le suma esta nueva Política para la Transformación Digital.

«Tenemos que verlo todo de forma integral. No podemos obviar algunas cuestiones citadas en la Política de 2017 que se suman a la transformación, pero este es un proceso que debe hacerse de forma ordenada.

«En ese adecuado sistema de dirección, liderado por el Mincom, y que se despliega de forma transversal a todos los sectores, es importante monitorear las acciones que, desde el país, o como parte de la informatización, se han implementado».

–¿Propicia la transversalidad una conjugación entre los diferentes actores que intervienen en estos procesos?

–Podemos decir que obliga a tener un sistema con una organización adecuada. Junto con la Política se aprobó una estructura denominada Secretaría Permanente, y permitirá, con la participación de los representantes de los organismos de la Administración Central del Estado, el sistema empresarial, el sector académico y otros involucrados, conducir este proceso.

«Para ello se aprobó un programa de gobierno para la transformación digital del país, que dirigirá el vice primer ministro Jorge Luis Perdomo, y será conducido por la ministra de Comunicaciones, Mayra Arevich, de conjunto con esta Secretaría.

«La forma en la cual estamos proponiendo avanzar en este sentido, y para buscar una implementación práctica de esta Política, es la Agenda Digital que, más que los ocho ejes a trabajar, presenta los proyectos impulsores.

«Por ejemplo, hay un eje relacionado con la infraestructura digital del país, en el cual existen proyectos asociados a la creación de infraestructura de nubes públicas; o sea, almacenamiento, procesamiento de datos y conectividad, para avanzar en la creación de trámites y servicios digitales».

–¿Cómo se ha articulado la Política para abarcar la mayoría de los procesos en los que pueda intervenir la transformación digital?

–Hemos declarado ocho ejes estratégicos en la Política: marco normativo; infraestructura tecnológica, conectividad y acceso digital; economía digital, educación y cultura digital; gobierno digital; innovación, ciberseguridad y contenidos digitales.

«Pero no podemos ver esto como estático. En el sitio web del Ministerio de Comunicaciones se publicó la Política de forma íntegra, para lograr un intercambio con la ciudadanía y recibir sus opiniones.

«Una cuestión importante está relacionada con el impacto de aprobar la Política en estos momentos, marcados por limitaciones financieras y en medio de diferentes procesos relacionados con el enfrentamiento a las tendencias negativas y las distorsiones.

«Pero que sea en este contexto, tiene un mensaje positivo que ratifica la visión del Comandante en Jefe y del propio Presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al ratificar la transformación digital, la comunicación social y la innovación como los tres pilares en la gestión del Gobierno.

«Con ello favorecemos la industria del conocimiento y, en ese sentido, contamos con el recurso más valioso: el capital humano, gracias a los procesos de formación en carreras afines como la informática, telecomunicaciones, cibernética y automática, además de otras de ciencias técnicas; aspectos estos que, dentro de la Política, están enmarcados en el eje de Educación.

«Pero no podemos verlo solo en la culminación de grado, pues en el tema de las tecnologías es importante mantener los estudios, al ser estos procesos muy dinámicos. Tanto es así que se desarrollan, se emplean y luego se regulan. Ahí nos hemos dado cuenta de que existe una brecha.

«Sin embargo, cuando se presentó la Política, se tuvo en cuenta un grupo de normas que le brindan un respaldo legal. Es un marco jurídico amplio que se complementa con varias resoluciones del Mincom y de otros organismos como el Banco Central de Cuba o el Ministerio de Comercio Interior.

«Destacan también las limitaciones con que cuenta el país en el sector, por el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el Gobierno de Estados Unidos. Los informes presentados por el Ministerio de Relaciones Exteriores demuestran este impacto en el propio desarrollo de las telecomunicaciones, desde el punto de vista financiero, y la entrada de tecnología al país.

«Estas cuestiones son reales, pero no limitan la apuesta de Cuba a la innovación y al uso y adopción de tecnologías».

Autor

Destacadas
Comentarios
Los juristas son, en principio, servidores públicos imprescindibles.
Saludos desde México. La cultura de la previsión así como la calidad en el trabajo ayuda a los pueblos de…
Jornadas de trabajo intenso; en esta cobertura tuve la oportunidad de acercarme a personas revolucionarias y aman y honran la…
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x