Operación antiaérea en el Segundo Frente

La operación antiaérea comenzó el 22 de junio de 1958

El once de marzo se conmemoraron 66 años de la fundación del Segundo Frente Oriental Frank País García.

Pobladores de aquel territorio recuerdan que, “cerca de la casa-bohío de tablas y guano de palma donde vivíamos, había una loma parcialmente cubierta por árboles grandes y matorrales, donde se excavó un “refugio” horizontal en la tierra, con el propósito de protegernos de posibles bombardeos por parte de la aviación del ejército de Batista. Cuando se escuchaba el sonido de una avioneta, la alarma se daba a gritos: «¡corran pal túnel, rápido!».

A medida que los rebeldes arrebataban el control del extenso territorio de más de 12 mil kilómetros cuadrados a los terratenientes y compañías extranjeras, el ejército batistiano intensificaba sus brutales bombardeos contra la población civil; por eso, los campesinos asumieron la estrategia de construir refugios cerca de sus casas para protegerse de dichos ataques. Como reconoció Raúl, “muchas familias vivieron hacinadas en cuevas y agujeros durante semanas e incluso meses”.

Los vecinos más cercanos: “los Sagarra, los Tamayo, los Carriones y los Amadeos”, conocidos así por sus apellidos, todos habían creado sus propios refugios, no obstante, era aterrador escuchar el ruido de los aviones; “los niños, en particular, vivíamos traumatizados, teníamos tanto miedo que, si nos encontraban en el campo o cuidando a los animales, en la mayoría de las ocasiones no sabíamos qué hacer y corríamos despavoridos en cualquier dirección”.

Con pruebas contundentes que revelaban la participación de los Estados Unidos en el suministro de bombas de napalm y cohetes desde la Base Naval de Guantánamo hacia los aviones del régimen, el comandante Raúl, líder del Segundo Frente Oriental, emitió la orden militar número 30 para capturar ciudadanos estadounidenses (hombres) que frecuentaban o vivían en el territorio oriental. Estos ciudadanos serían llevados a las zonas rebeldes como escudo para negociar el cese de los bombardeos criminales.

La operación antiaérea comenzó el 22 de junio de 1958 y tuvo como saldo el arresto de 49 estadounidenses, incluyendo 29 marines de la base naval de Guantánamo y empleados de las compañías Moa Bay Company, United Fruit Sugar Company y Nicaro Nickel Company. Además, se atacó y tomó la empresa industrial minera de Moa y el cuartel de la guardia rural en ese poblado del norte de la provincia de Oriente. En estas acciones, el capitán Pedro Soto Alba y 5 hombres de su tropa cayeron combatiendo heroicamente.

Gracias a su gran impacto en la opinión pública nacional e internacional, la operación antiaérea logró detener las operaciones aéreas que habían causado tanto daño humano y material en el territorio más oriental de Cuba.

“Mis abuelos Juan y Nicolasa vivían con su numerosa familia en una pequeña finca en la zona de La Tablilla, Arroyo del Medio. Al igual que la mayoría de los campesinos de la región, simpatizaban con los rebeldes y, los mayores que no se unieron a la lucha, colaboraron con los guerrilleros, incluyendo a las mujeres”.

La Operación Antiaérea del Segundo Frente Oriental Frank País García finalizó el 2 de julio de 1958 con los objetivos cumplidos, y en las negociaciones, presididas por el Comandante Raúl Castro Ruz, jefe del frente guerrillero, participó el cónsul de los Estados Unidos en Santiago de Cuba.

Autor

Destacadas
Comentarios
Los juristas son, en principio, servidores públicos imprescindibles.
Saludos desde México. La cultura de la previsión así como la calidad en el trabajo ayuda a los pueblos de…
Jornadas de trabajo intenso; en esta cobertura tuve la oportunidad de acercarme a personas revolucionarias y aman y honran la…
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x