Recordando el Combate de El Uvero

La historia revolucionaria de la nación cubana atesora innumerables acontecimientos de magna estatura, no solo por lo que representaron para el triunfo definitivo, sino además porque develaron la grandeza de una generación de jóvenes, decididos a lograr la soberanía de la Patria. Así se inscribe el Combate de El Uvero, acontecido el 28 de mayo de 1957, en la antigua provincia de Oriente, entre las tropas de la dictadura de Fulgencio Batista y el Ejército Rebelde.

Como refiriera nuestro líder histórico, otrora jefe del Ejército Rebelde, “nuestros hombres tomaron por asalto cada posición, avanzando sobre las balas y combatiendo largamente. Todo lo que se diga sobre la valentía con que lucharon, no acertaría a describir el heroísmo de nuestros combatientes…” y entre ellos también liderando el enfrentamiento Juan Almeida, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara, con el acompañamientos de otros valerosos rebeldes.

Han transcurrido 67 años de aquel suceso que, al decir de Ernesto Che Guevara, marcó la mayoría de edad de la guerrilla,  y es que, aunque siempre se rememora, deviene reconocimiento y valoración inexorable, de cuán importante fue la determinación de vencer, a ultranza, incluso del peligro de muerte.

Esa victoria histórica, marcaba, entonces, la adultez de jóvenes, casi niños, decididos a acabar con la opresión, la miseria y el descalabro de un país, sometido a los designios de un gobierno títere al servicio del norte imperial, ese que hoy aun anhela la fruta madura para lograr sus nefastos propósitos.

Por eso no basta recordar, nos corresponde hoy reflexionar y ser consecuente con una actitud cabal en el diario acontecer, que vaya más allá de repetidas consignas. Se trata de ser coherente y sensato en nuestras reflexiones, con apego a la verdad, a la entrega libre de ambiciones y con vasta lealtad a la obra construida.

Si el Combate de Uvero marcó la mayoría de edad de la tropa rebelde, hoy nos toca también empinarnos con inteligencia y valentía, en una batalla a ganar entre todos, con o sin bloqueo.

Las huellas de la historia siempre determinan el crecimiento de las personas y, el Combate de Uvero dejó su impronta para con igual arrojo y emprendimiento lograr la victoria de nuestros empeños.

Destacadas
Comentarios
Los juristas son, en principio, servidores públicos imprescindibles.
Saludos desde México. La cultura de la previsión así como la calidad en el trabajo ayuda a los pueblos de…
Jornadas de trabajo intenso; en esta cobertura tuve la oportunidad de acercarme a personas revolucionarias y aman y honran la…
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificar de

0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x