Por Cuba, por todos… ¡vamos a las urnas!

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Vamos a votar, no solo porque es un derecho, sino también porque hacerlo representa un acto de responsabilidad ciudadana, de plena madurez política y de sentido de pertenencia con la nación que hemos construido desde hace más de seis décadas

Por Mailenys Oliva Ferrales

Mañana los cubanos volveremos a las urnas. Y hay mucho de certeza en esa afirmación anticipada que nace del arraigo popular que en la Mayor de las Antillas tienen los procesos eleccionarios.

Vamos a votar, no solo porque es un derecho, sino también porque hacerlo representa un acto de responsabilidad ciudadana, de plena madurez política y de sentido de pertenencia con la nación que hemos construido desde hace más de seis décadas.

Vamos a votar, porque a pesar de los sinsabores del contexto actual, de las carencias económicas y de las constantes zancadillas imperiales, nos sobran razones para seguir apostando por nuestro proyecto social; ese –que no exento de errores y aún perfectible– siempre ha puesto en el lugar cimero de sus prioridades al pueblo.

Vamos a votar, precisamente, por los representantes de ese pueblo, que no son más que nuestra propia gente: maestros, campesinos, intelectuales, cuentapropistas, estudiantes… delegados y delegadas salidos de la base, cuya misión será la de conformar una Asamblea Nacional con potestad constituyente y legislativa en la República para seguir edificando el país con el hacer y el esfuerzo colectivo.

Por ello, cuando acudamos a las urnas estaremos refrendando el carácter democrático de la Revolución, que es lo mismo que ratificar el compromiso que tienen los parlamentarios con sus electores, sus necesidades y sus aspiraciones de progreso.

Para hacer realidad ese empeño, y como se ha dicho muchas veces, nuestros diputados y diputadas han de andar con el oído pegado a la tierra, desterrando burocracias, escuchando el sentir de sus representados…y volviendo una, y otra vez, a los barrios y comunidades, que es donde emerge la raíz de la obra socialista.

De ahí que el voto unido, por los 470 candidatos propuestos para la X Legislatura del Parlamento no sea una consigna vacía, ni arenga sin fundamento. La convocatoria a votar por todos es el resultado de un proceso profundo que pondera la diversidad y la valiosa posibilidad de que no quede un sector o una región de la Isla sin representatividad en el órgano supremo del poder del Estado. Esa es Cuba: democrática, socialista y soberana.

Y aunque es un derecho de cada elector hacerlo por uno, dos o más integrantes en la boleta, el voto por todos constituye la máxima expresión de unidad de un país que sigue mirando al futuro en medio de complejas circunstancias y frente a una maquinaria de odio que solo busca el servilismo y la anexión sin honra al imperio.

Ante esa realidad el desaliento no será nunca opción, pues como ha dicho nuestro Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, «… en tiempos difíciles para Cuba afloran el compromiso, la solidaridad y los deseos de seguir echando pa´lante. ¡El 26 de marzo vamos por la victoria!».

Autor

Destacadas
Comentarios
blank
Joel @ No todo está perdido
abril 11, 2024 at 1:44 am
Son los jóvenes quienes, en mayoría, llevan el mayor peso del quehacer cotidiano del país. Así ha sido siempre. No…
El secretismo no es política de estado, sin embargo, hay directivos en entidades que lo practican...
Hay que adelantarse a los acontecimientos. La ingenuidad en la comunicación, cuesta.
Una realidad latente; hay que cumplir la máxima de estar por delante de la noticia.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x