viernes 27 enero 2023
EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

Movilización de masas más grande ocurrida en Cuba

Movilización de masas más grande ocurrida en Cuba

La Batalla de Ideas librada por nuestro pueblo bajo la dirección del Comandante en Jefe Fidel Castro comenzó el 5 de diciembre de 1999, hace 23 años, cuando Cuba denunció ante el mundo el dolor que sufría un humilde padre

cubano, Juan Miguel González, a quien le habían secuestrado a su hijo de seis años, Elián, para llevarlo a Estados Unidos clandestinamente en una embarcación que naufragó, aunque milagrosamente el niño no murió.

 Al ser rescatado el 25 de noviembre de 1999, fue llevado a la casa de unos parientes en Miami, quienes de mutuo acuerdo con grupos de la mafia cubano-americana se negaban a entregarlo a su progenitor, radicado en la Isla.

Las Marchas del Pueblo Combatientes, las Tribunas Abiertas y las Mesas Redondas reclamando el retorno del pequeño se realizaban a diario en todo el país. A esto se unió una campaña internacional en la que personas honestas de muchas naciones y del propio EE.UU., abogaban a favor de que el infante se uniera a su padre.

El movimiento que se gestó en Cuba, y que tuvo entre sus principales actividades las sistemáticas concentraciones en las que se exigía el regreso de Elián, fue reconocido posteriormente en un discurso pronunciado por el Comandante Jefe Fidel Castro Ruz, el 31 de marzo de 2001, en el habanero municipio de Playa.

Fidel aportó conceptos fundamentales sobre la que consideró la movilización de masas más grande que ha conocido la historia de nuestra Patria, iniciada en reclamo del retorno del niño Elián.

En la Batalla de Ideas nos atrevemos a pronosticar que a los imperialistas solo un gigantesco Girón los espera, afirmó en esa ocasión. 

Precisó que había tareas para largos años y llamó a profundizar en la batalla cultural, educacional y sus expresiones en proyectos como Universidad para Todos, las Mesas Redondas, el desarrollo de las Escuelas de Instructores de Arte, de bibliotecas al alcance de cada ciudadano y el empleo masivo de medios audiovisuales.

Vale recordar que cuando comenzó la Batalla de Ideas, la nación estaba a las puertas de un nuevo siglo, y frente a todos los presagios que auguraban su derrota, arribaba a su primer decenio de resistencia exitosa frente a Washington después de la desaparición del socialismo en Europa del Este y la disolución de la URSS en 1991.

El pueblo cubano se involucró de lleno en la campaña por el retorno de Elián González, lo cual fue el primer episodio de una lucha mucho más amplia que se recogería en el Juramento de Baraguá el 19 de febrero del 2000, leído por el Líder de la Revolución en el histórico lugar donde el Titán de Bronce rechazó el Pacto del Zanjón.

En esa ocasión, Fidel expresó: “¿De qué valdría la simple devolución de este niño si mañana, pasado mañana, cualquier día de cualquier semana, cualquier mes o cualquier año, otro Elián, decenas de Elianes, cientos de Elianes, miles de Elianes, pueden desaparecer entre las aguas turbulentas, ser trasladados a Estados Unidos ilegalmente, separados de uno o de los dos padres sin su autorización ni posibilidad alguna de recuperarlos legalmente?”

El Juramento de Baraguá trazó lo que serían los objetivos históricos para las próximas generaciones contra las manifestaciones de las leyes de Ajuste Cubano, la Helms-Burton, la Torricelli, contra el bloqueo y la criminal guerra económica, las campañas terroristas y por la devolución del territorio nacional ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo.

Fidel reiteró que: “Nuestra lucha adoptará mil formas y estilos diferentes. Las masas estarán siempre listas; la transmisión del mensaje será permanente, las fuerzas y energías continuarán acumulándose y ahorrándose para cada minuto necesario o decisivo”.

Tras una campaña que involucró a personas honestas de todo el mundo y un constante batallar, Elián volvió a la Patria de la mano de su padre Juan Miguel González por el Aeropuerto Internacional José Martí el 28 de junio de 2000.

 La unidad del pueblo cubano en su justo reclamo, el acompañamiento internacional y la buena voluntad de sectores en Estados Unidos hicieron posible que la justicia se impusiera.

A más de veinte años de aquellos hechos, la nación enfrenta un redoblado ataque de las tradicionales políticas agresivas de La Unión, con acciones subversivas de todo tipo, y estrategias en el escenario de la cultura, la educación, el ciberespacio y las redes sociales, frente a las cuales se requiere la integración de las fuerzas revolucionarias, de estudio, preparación permanente y fidelidad a los principios de la Batalla de Ideas, concebida, iniciada y desarrollada por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Por Jorge Wejebe Cobo

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.