Reitera Defensa de Rusia que solo ataca objetivos militares en Ucrania

Juventud Rebelde
Juventud Rebelde
Periódico cubano fundado en 1965 y dirigido por la Unión de Jóvenes Comunistas.
Los militares rusos realizan ataques solo contra instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania, reiteró el portavoz del Ministerio de Defensa este sábado, luego de que, la víspera, la parte ucraniana rechazara iniciar negociaciones.
Reitera Defensa de Rusia que solo ataca objetivos militares en Ucrania

MOSCÚ, febrero 26.— Los militares rusos realizan ataques solo contra instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania, reiteró el portavoz del Ministerio de Defensa este sábado, luego de que, la víspera, la parte ucraniana rechazara iniciar negociaciones.

Según reportó RT citando al Kremlim, Rusia había suspendido el avance de sus tropas el viernes, en espera de una respuesta a su proposición a Kiev de conversar, pero el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, anunció que Ucrania la había rechazado.

«Dado que, de hecho, la parte ucraniana se niega a negociar, el avance de las principales fuerzas rusas se reanudó esta tarde, de acuerdo con el plan de la operación», dijo Peskov, lo que fue confirmado a un diario ucraniano por Alexéi Arestóvich, asesor de la oficina del Presidente de ese país.

El vocero declaró que Ucrania se negó a negociar porque para ello Kiev debía presentar sus propias condiciones.

Las condiciones de la parte rusa a través de intermediarios no nos satisfacen, dijo. «Fue un intento de obligarnos a rendirnos. Les dimos una señal de que los términos de un posible tratado de paz son posibles en los términos de Kiev, y no en los de Moscú», dijo Arestóvich, quien calificó las condiciones presentadas por Moscú como «demasiado arrogantes», reportó RT.

No obstante, trascendió que en la noche del viernes, el portavoz presidencial de Ucrania, Serguéi Nikíforov, había comunicado que Kiev aceptaba la propuesta de Moscú de celebrar negociaciones, y añadió que su país estaba dispuesto a hablar del alto el fuego y la paz. Pero este sábado no había nuevos trascendidos sobre ello.

En la jornada sabatina, el Ministerio ruso de Defensa informó temprano que sus fuerzas habían atacado un total de 821 instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania hasta ese momento.

El portavoz de la cartera, Ígor Konashénkov, dio a conocer que se habían destruido 14 aeródromos militares, 19 puestos de control y centros de comunicaciones, 24 sistemas de lanzamiento de misiles S-300 y Osa y 48 estaciones de radar. Siete aviones de combate habían sido derribados, así como igual número de helicópteros y nueve drones.

Al resultado del operativo especial de Rusia se sumaba la destrucción de 87 tanques y otros vehículos blindados de combate, 28 lanzacohetes múltiples, 118 unidades de equipo militar especial de las Fuerzas Armadas Ucranianas y ocho lanchas militares de la Armada del país, añadió el portavoz del Ministerio de Defensa ruso.

Entre otros saldos, Konashénkov informó que las unidades de las Fuerzas Armadas rusas habían establecido el control total sobre la ciudad de Melitópol, y que tomaban las medidas para garantizar la seguridad de los residentes civiles y «suprimir provocaciones por parte de los servicios especiales y nacionalistas».

En su retirada, esas últimas fuerzas hacían estallar tras ellos «centrales eléctricas y puentes a través de los ríos», aseveró.

También se informó por Rusia que fueron destruidas seis lanchas de la Armada de Ucrania de un total de 16 que habían atacado varios buques de la Flota del Mar Negro rusa, las cuales trasladaban a 82 militares ucranianos que se habían rendido. Ninguno de los prisioneros resultó herido, aseguró el Ministerio ruso de Defensa, desmintiendo así informaciones emanadas de Kiev.

Durante la jornada, Rusia también atribuyó a un error de las fuerzas ucranianas el impacto de un misil sobre un edificio residencial en Kiev, hecho que se había atribuido al operativo ruso.

Tras evaluar los daños en la infraestructura se constata que fue alcanzada por un proyectil de Ucrania, cuando ese país intentaba repeler un ataque nocturno, dijeron expertos desde Moscú.

Aparentemente, el error del antiaéreo ucraniano se debió a una falta de mantenimiento en los equipos militares, los cuales están en servicio desde la época soviética, señaló la agencia RIA Novosti, que citó a su vez a fuentes del Ministerio de Defensa ruso.

«Al repeler un ataque nocturno con misiles contra la infraestructura militar de las Fuerzas Aéreas Ucranianas, el sistema de guía del misil ucraniano Buk-M1, de medio alcance tierra-aire, falló e impactó en la esquina de un edificio residencial», detalló la fuente.

En un comentario a la agencia de noticias Sputnik, la Defensa rusa reiteró que la información difundida sobre un supuesto ataque ruso en la avenida Lobánovski de la capital ucraniana, no era cierta.

El misil causó destrozos entre la planta 17 y la 21, señaló la entidad. Poco después, detalló que seis personas resultaron heridas y que un total de 80 vecinos fueron evacuados del inmueble.

También se conoció que nacionalistas ucranianos realizaban ataques contra Lugansk, que declaró su independencia hace unos días junto a Donetsk, y cuya protección de los ataques de Kiev durante ocho años, es parte de los propósitos del operativo especial ruso.

Los nacionalistas ucranianos habrían atacado este sábado barrios poblados en la ciudad de Starobilsk, en la región de Lugansk, con sistemas múltiples de lanzamiento de cohetes Grad.

«Como resultado, se inició un incendio en la ciudad. Hay destrucciones de edificios residenciales y muertos entre la población civil», afirmó un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

En ese contexto, los militares rusos señalaron que disponen de datos de que nacionalistas ucranianos tienen planes de realizar actos similares en Kramatorsk y Slaviansk, señaló Telesur.

Las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia no atacan ciudades ni localidades; toman todas las medidas para preservar las vidas de civiles, reiteraron.

Ayuda de Estados Unidos y Alemania para Ucrania

Mientras, se supo que el Pentágono destinará 350 millones de dólares a Ucrania como «asistencia militar de los inventarios del Departamento de Defensa».

El monto forma parte del paquete de 600 millones de dólares aprobado por el presidente Joe Biden e incluye armamento antiblindaje, armas pequeñas y varias municiones; chalecos antibalas y equipo relacionado con el apoyo a los defensores de primera línea, informó este sábado el secretario del Departamento de Defensa estadounidense, John Kirby.

«Nosotros, junto con nuestros aliados y socios, estamos unidos para continuar acelerando la asistencia de seguridad a Ucrania y estamos empleando todas las herramientas de cooperación de seguridad disponibles para apoyar al pueblo ucraniano», señaló Kirby, quien dijo que la entrega de esos fondos constituye «una señal de nuestro apoyo inquebrantable a la soberanía e integridad territorial de Ucrania».

También se conoció que Alemania decidió el envío de mil armas antitanque y 500 misiles antiaéreos Stinger a Ucrania, según anunció el portavoz del Gobierno de ese país, Steffen Hebestreit.

En el envío se cuentan 400 bazucas de fabricación alemana, a través de un tercer país. Esta vez, las armas se entregarán desde los almacenes del Bundeswehr, detalló Hebestreit, según la agencia DPA.

El canciller alemán, Olaf Scholz, confirmó la decisión en su cuenta de Twitter. «El ataque ruso marca un punto de inflexión. Es nuestro deber hacer todo lo posible para apoyar a Ucrania en su defensa contra el ejército invasor de Putin», escribió.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.