La esencia del Partido es el trabajo con la gente

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Reiteró que la esencia del Partido es el trabajo con la gente, la atención a la base, para lo cual hay que seguir eliminando los formalismos existentes sin desviarnos por un instante de las ideas del socialismo.
La esencia del Partido es el trabajo con la gente

Sostiene el Secretariado del Comité Central del Partido reunión con los primeros secretarios de los comités provinciales

Vamos a ganar y, como siempre, saldremos invictos, así aseguró el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante la reunión del Secretariado del Comité Central con los primeros secretarios de los comités provinciales de la organización partidista, que sesionó recientemente.

Díaz-Canel precisó que la labor del Partido continuará centrada en dar cumplimiento a las ideas, conceptos y directrices del 8vo. Congreso y para ello hay que mantener la sostenibilidad en el control de la pandemia de la COVID-19, asegurar con calidad los procesos políticos y que la organización política desempeñe el papel de vanguardia que le corresponde en la sociedad.

Indicó que debe asegurarse cada proceso teniendo en cuenta la preparación de los cuadros y militantes, controlando y, sobre todo, definiendo desde los inicios cómo va a participar la población en una sociedad cada vez más heterogénea.

Reiteró que la esencia del Partido es el trabajo con la gente, la atención a la base, para lo cual hay que seguir eliminando los formalismos existentes sin desviarnos por un instante de las ideas del socialismo.

«No crear desigualdades, generar consensos, aprovechar el tiempo para debatir con los trabajadores, en las comunidades, y dejar que los jóvenes desempeñen su papel, que construyan y vivan su propia epopeya, como lo hicieron en el enfrentamiento a la pandemia», afirmó.

El Primer Secretario del Partido destacó también la importancia de seguir realizando los encuentros con los diversos sectores del país, a todos los niveles, y que este sea un método de trabajo permanente, no solo del Partido, sino del Gobierno, de las organizaciones; que sirva para diagnosticar problemas, pero sobre todo para proponer soluciones inmediatas.

Señaló como prioridades la atención al sector no estatal, a los procesos de crecimiento –tanto del Partido como de la UJC–, la preparación de los cuadros, las rendiciones de cuentas de todos los que ocupen responsabilidades, seguir convocando a los revolucionarios para enfrentar la guerra mediática del enemigo, que se nos hace todos los días y con la cual se pretende fomentar la indisciplina social, el desorden, la violencia.

«No puede haber cuadros insensibles, mal preparados; de la misma forma que hay que comprometer más a los revolucionarios, humanizar más las relaciones entre nuestros militantes y con los problemas sociales, promover más métodos de participación popular y reanimar la vida cultural del país, porque la gente necesita enriquecer también su espiritualidad, sobre todo, después de una etapa tan difícil», aseveró.

TODO SE CONCRETA EN LA COMUNIDAD

La necesidad de realizar acciones concretas para continuar avanzando, transformando, y hacer posible hasta lo que parezca imposible, en el consejo popular, en la comunidad, donde se evidencia y es más necesaria la participación de todos y todas, centró la atención de los análisis realizados en la reunión.

En el encuentro se ofreció una detallada información sobre la marcha de los programas contra la discriminación racial y para el adelanto de las mujeres, así como de los proyectos que tributan a los macroprogramas aprobados por el Gobierno relacionados con la comunicación social, democracia e institucionalidad y la prevención social.

Luego de la presentación, el miembro del Buró Político del Partido y secretario de Organización, Roberto Morales Ojeda, puntualizó que ninguno de estos programas o proyectos puede estar aislado del otro, y que el Partido debe involucrar a todas sus estructuras para ejercer el control y la evaluación de estos junto a los factores comunitarios.

«Todo es transversal y hay que incorporar a las organizaciones de masas y sociales, a la Unión de Jóvenes Comunistas y a las organizaciones estudiantiles en su diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación, porque todo esto se concreta en el consejo popular», valoró.

Morales Ojeda resaltó la importancia de ver estos programas con un enfoque sistémico e integral, inclusivo, que consolide la participación, que formen parte de los planes de temas que analicen los burós provinciales y municipales del Partido, para reforzarlos, complementarlos y potenciarlos.

Indicó a los primeros secretarios del Partido en los territorios revisar el papel de los grupos de trabajo o comisiones creadas para impulsar cada uno de estos programas, los que serán evaluados sistemáticamente en las propias reuniones del Secretariado.

Durante el intercambio se coincidió en que «prevenir, atender y transformar» son las palabras claves para contribuir a eliminar las condiciones que aún generan brechas de equidad o discriminación de cualquier índole en la atención a mujeres víctimas de violencia o con más de tres hijos y en situación de vulnerabilidad.

Al analizarse la atención integral, que se brinda a barrios y comunidades, se convocó a llegar a todos los rincones del país y que se asuma de forma consciente por lo que representa para el presente y el futuro de la nación, pues no hay ámbito que no impacte el modelo democrático e institucional cubano, ni puede entenderse la democracia socialista si no se redimensionan las organizaciones de masas y sociales.

«Lo primero que tiene que pasar es que funcionen adecuadamente las organizaciones de masas y sociales, pues todavía se habla de intervención en los barrios y no de participación. Corresponde al Partido velar por la integralidad en las acciones que se realicen, la transdisciplinariedad, marcar la prioridad, a partir de lo que más preocupa y necesita la gente en cada lugar, controlar, exigir y dar tareas a los burós para su atención, y no solo en los barrios en transformación, en todos», significó Morales Ojeda.

El Secretario de Organización convocó también a revisar y proponer acciones para perfeccionar los sistemas de atención a la población a todos los niveles, estructuras e instituciones del Estado y del Gobierno.

Se examinó el aseguramiento político al programa del médico y la enfermera de la familia, a quienes se les reconoció por el papel desempeñado durante la etapa de enfrentamiento a la COVID-19 y por su liderazgo en la comunidad, sobre todo en los lugares en donde se logra estabilidad y permanencia, y donde los cuadros territoriales y las organizaciones del barrio los apoyan.

Sin embargo, se afirmó que debe trabajarse con más intención en el completamiento de las plantillas, el aseguramiento material por parte de las administraciones, los procesos de

crecimiento a las filas del Partido en el sector y la atención desde la UJC y la FEU a los estudiantes de Ciencias Médicas, que desde los primeros años se relacionan de forma cotidiana con sus comunidades, con un alto nivel de entrega y sentido de pertenencia.

LA ECONOMÍA: UNA PRIORIDAD PARA LA LABOR DEL PARTIDO

Los miembros del Secretariado y los primeros secretarios analizaron también el cumplimiento de las 63 medidas para dinamizar la producción de alimentos, tema que ha centrado la atención de las visitas integrales realizadas recientemente a las provincias de Sancti Spíritus y Holguín, y ha sido discutido en las asambleas de balance a nivel distrital y municipal.

Se reconoció que existe un mayor conocimiento de estas medidas y de las 158 acciones que se han acometido en función de reanimar la producción, lograr crecimientos, estabilidad y que tengan un mayor impacto en la alimentación del pueblo.

En cuanto a la marcha de la zafra y el cumplimiento de la siembra de caña, se abordó la situación específica de cada territorio, se destacó el compromiso de los trabajadores del sector, a pesar de las complejidades existentes, y se llamó a combatir los problemas subjetivos, que generan descontrol e indisciplinas, en lo cual es vital el papel del Partido, así como el liderazgo y nivel de gestión de cuadros y directivos.

Se llamó a lograr una mayor organización y a ser implacables ante los hechos de hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor, incrementando la vigilancia y las medidas de control pertinentes en cada lugar.

Igualmente, se profundizó en la atención al sector no estatal, que cuenta ya con más de 570 000 trabajadores, y con los cuales debe continuar interactuándose en pos del crecimiento a las filas de la UJC y el Partido, su afiliación sindical y su identidad social socialista.

HACER LAS COSAS BIEN

En el encuentro se realizó, además, una mirada a los indicadores y principales resultados de la labor de la organización partidista en el año 2021, partiendo de la convicción de que al Partido nada le es ajeno y que solo fortaleciendo su funcionamiento puede irradiar un mejor trabajo hacia la sociedad.

En tal sentido, Morales Ojeda insistió en que hay que preparar bien las reuniones con la militancia por sectores, proceso que se inició recientemente, y convocó a invitar a estos encuentros a los trabajadores, así como a implementar de manera inmediata las decisiones que se adopten en los encuentros, que se están sosteniendo con los cuadros y directivos del sector empresarial.

Indicó a los primeros secretarios del Partido en los territorios priorizar la preparación de los burós y comités municipales elegidos, y confirmó que cada uno de los temas abordados en la reunión serán evaluados próximamente en las asambleas provinciales del Partido, atendiendo a las características de cada territorio, «pero lo más importante es que cada militante y cada cuadro haga las cosas bien, y entonces seguiremos avanzando», concluyó. (Bertha Mojena Milian)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.