Nancy Venzant Milanés y su vocación de maestra

Maestros para enseñar en las montañas se necesitaban en Cuba al triunfo de la Revolución y ante el llamado hecho por el líder Fidel Castro Ruz, en 1964 Nancy Venzant Milanés acudió junto a unos ocho mil jóvenes.
Nancy Venzant Milanés y su vocación de maestra

San Luis, Santiago de Cuba, 6 dic.— Maestros para enseñar en las montañas se necesitaban en Cuba al triunfo de la Revolución y ante el llamado hecho por el líder Fidel Castro Ruz, en 1964 Nancy Venzant Milanés acudió junto a unos ocho mil jóvenes.

20211201 0903132
Foto: Autora

“Desde entonces hace ya 57 años vivo orgullosa de aquella decisión que tomé siendo muy jovencita, (tenía 22 años) y que la inspiraron el ejemplo de mis maestros normalistas de los primeros grados de primaria, Gladis Fundichely y Norberto Perrans, ellos eran seres humanos tan excepcionales, enseñaban con tanto apasionamiento que despertaron mi vocación y luego concretó mi disposición la campaña de alfabetización que cumple en 2021 sesenta años. 

“Cuando regresaron los maestros voluntarios que enseñaron a los cubanos que vivían en zonas intrincadas del campo, el Comandante hizo  la convocatoria y miles acudimos”.  

“Estudié en Minas de Fríos,  luego me trasladé a Topes de Collantes para continuar en  la Escuela Formadora Manuel Ascunce y concluí en el Instituto Pedagógico Makarenko en Tarará.  De ahí el nombre que nos distinguió a los de mi generación: Maestros Makarenkos”.  

“En todos estos centros se nos educó para la vida, aprendimos a ser solidarios, responsables, disciplinados. Todos queríamos estar entre los mejores estudiantes del curso. Durante estos años combinábamos las clases con los trabajos voluntarios. La revolución era muy joven y necesitaba de nuestra fuerza también joven”. 

“Este fogueo, como digo yo. (Sonríe)  contribuyó a la preparación pedagógica y a la solidez de valores éticos ”.

20211201 090319
Foto: Autora

“Me gradué y comencé a trabajar como inspectora en Antilla, un poblado de Holguín. Muy pronto me trasladé a San Luis y aquí desarrollé prácticamente toda mi vida personal y  profesional. He transitado en 52 años de trabajo  por casi todas las enseñanzas, Primaria, Secundaria, Preuniversitaria, Adulta. Me jubilé en 2006 y al año siguiente volví siendo la primera maestra  reincorporada y eso me llena de orgullo”.

“La casa me ahogaba, muchos estudiantes me visitaban buscando asesoramiento pero no era igual, fueron doce meses difíciles, decidí volver y aquí estoy”. Llevó 52 años de trabajo, de ellos  14  como reincorporada porque yo nací para ser maestra mientras tenga fuerzas y mente lúcida.  

“Me gusta enseñar y aprender, pues mucho he aprendido de mis alumnos, de mis compañeros. No me veo en otra profesión que no sea la de ejercer el magisterio. Mientras me quede vida seré maestra y agradezco a Fidel, a la Revolución cubana,  haberme dado la oportunidad de ser feliz desde el noble oficio de maestra”.  

La maestra Nancy Venzant es conocida y reconocida por varias generaciones de sanluiseros. Desde todas las profesiones, desde muchos hogares y familias, se agradece su magisterio. Es ella ferviente representante de la mujer cubana que desde una labor noble contribuye a que la grandeza se multiplique. 

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.