La ciencia y la innovación también dan más alimentos

Desde el inicio de la Revolución, gracias a la visión de Fidel, en el sector agropecuario nacional es donde más se ha impulsado un sistema de ciencia, tecnología e innovación; sin embargo, no hemos logrado los resultados que debíamos tener en la producción de alimentos.
La ciencia y la innovación también dan más alimentos

La Habana, 30 dic.— Desde el inicio de la Revolución, gracias a la visión de Fidel, en el sector agropecuario nacional es donde más se ha impulsado un sistema de ciencia, tecnología e innovación; sin embargo, no hemos logrado los resultados que debíamos tener en la producción de alimentos.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, subrayó lo anterior en un encuentro con autoridades estatales y empresariales y científicos y expertos a fin de evaluar la implementación del Sistema de Gestión de Gobierno basado en Ciencia e Innovación (SGGCI) en la agricultura.

La producción de alimentos, la agricultura, como sector primario, tiene que desarrollarse; es una tarea pendiente que debemos resolver pese a la baja disponibilidad de recursos y al bloqueo del gobierno de EE.UU., pero llevamos años en este debate y no avanzamos, enfatizó.

En la discusión de asunto tan urgente, realizada en la mañana de este miércoles, participaron los miembros del Buró Político, Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro, y Salvador Valdés Mesa, Vicepresidente de la República.

Asistieron también Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido,la vice primera ministra Inés María Chapman Waugh y la jefa de la cartera de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), Elba Rosa Pérez Montoya.

El intercambio inició con una presentación del titular del Ministerio de Agricultura (Minag), Idael Pérez Brito, quien hizo un repaso sobre el SGGCI en un ramo que ocupa a más de 870 mil trabajadoras y trabajadores en las áreas empresarial, presupuestada y no estatal (en esta última está el 66 por ciento de su fuerza laboral).

Sobre los principales desafíos del SGGCI en el sector, identificó los vinculados al potencial humano, al sector productivo, al sector del conocimiento, a los financiamientos y al desarrollo territorial, entre otros.

Uno de los mayores retos—explicó Pérez Brito— está en el capital humano, en el sentido de garantizar la permanencia de la fuerza laboral (obrera, técnica y profesional), en primer lugar, la directa al campo, además de lograr que crezca en número y se perfeccione su capacitación.

Otro desafío es que el sector productivo, con base en la ciencia y la innovación, concrete, de una vez y por todas, el principio de alcanzar «mayor producción con menos gastos».

No obstante —acotó el titular del Minag—, el cambio fundamental para conseguir lo que nos hemos propuesto está en los cuadros; si un jefe en cualquier eslabón no acoge y hace suya la ciencia y la innovación, no lograremos mucho.

A la ciencia y la innovación hay que ponerle el presupuesto que lleva, hay que hacer contratos con las entidades científicas, y hay que aplicar los resultados, subrayó Pérez Brito, que previamente había reconocido que aún es insuficiente la conexión entre el sector del conocimiento y el sector de la producción de bienes y servicios en el ramo agropecuario y forestal.

QUÉ HACER

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, ponderó que en el análisis del propio Minag se identifique entre los obstáculos principales para la implementación del SGGCI, la actitud de los cuadros, pero ¿cómo lograremos resolver este problema?, preguntó. ¿Cómo alcanzaremos ese cambio de mentalidad?, ¿cómo pondremos fin a esa resistencia por parte de algunos cuadros?

Eso se logrará con exigencia, con control, con rendición de cuentas. Un solo cuadro que se resista a los cambios —señaló el Jefe del Gobierno de la República—, es un muro en el avance, a pesar de la voluntad de los colectivos y del Gobierno.

El miembro del Secretariado del Comité Central y jefe del departamento de Atención al Sector Social, Jorge Luis Broche Lorenzo, señaló por su parte que en el diseño y aplicación de la ciencia y la innovación en la agricultura también son fundamentales las ciencias sociales.

Y esto incluye —dijo— una mirada a temas como el bienestar animal,la producción de alimentos con métodos y técnicas amigables con la naturaleza, el enfoque de género, el envejecimiento poblacional y otras problemáticas. En la agricultura, las ciencias sociales son fundamentales.

La viceprimera ministra Inés María Chapman Waugh insistió, entre otros temas, en el desarrollo de los sistemas alimentarios locales (SAL) como el eslabón fundamental para aplicar la ciencia y la innovación.

LA AGRICULTURA TIENE QUE SER SINÓNIMO DE INNOVACIÓN

En las conclusiones del encuentro, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, señaló que en el sector agropecuario y forestal hay que realizar innovaciones de todo tipo, y la primera es organizacional.

Puso como ejemplo el necesario redimensionamiento de las OSDEs (organizaciones superiores de dirección empresarial) y empresas, un proceso que debe tener como base los sistemas alimentarios locales, y a partir de ahí conformar a estas entidades, no al revés.

Luego de reiterar su llamado a poner fin a las empresas «cabezonas» (las nombra así por tener abultadas plantillas y dedicarse a dar servicios caros y de baja calidad, lo que obliga a los productores a incrementar precios), Díaz-Canel criticó las prácticas de algunas de establecer relaciones de ordeno y mando con los actores económicos como cooperativas y productores individuales, pero eso no puede ser, las empresas tienen que establecer otros tipos de relaciones y también ponerse a producir ellas mismas, dijo.

El Primer Secretario reflexionó a seguido sobre la capacidad del país para generar más ciencia e innovación en la agricultura, porque todas las universidades cubanas —afirmó— tienen algún programa o proyecto relacionado con la producción de alimentos, y el sistema agropecuario dispone de una extensa red de centros de investigación.

Para concretar estas potencialidades es necesario, sin embargo, señaló el Presidente de la República, convocar a los científicos, propiciar su participación en la construcción y puesta en práctica de sus proyectos, y luego retroalimentarse con ellos para que los resultados sean evaluados y nuevamente discutidos. (René Tamayo León)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.