Republicanos EEUU por ganar puntos en California

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
El Partido Republicano de Estados Unidos intenta ganar puntos en un bastión demócrata y liberal del país, California, con el proceso revocatorio del gobernador Gavin Newsom el 14 de septiembre próximo.
Republicanos EEUU por ganar puntos en California
 
Washington, 7 sep.— El Partido Republicano de Estados Unidos intenta ganar puntos en un bastión demócrata y liberal del país, California, con el proceso revocatorio del gobernador Gavin Newsom el 14 de septiembre próximo.
 

Sin embargo, encuestas citadas por el diario Los Angeles Times sostienen que ese esfuerzo del llamado partido rojo está en dificultades y son pocos los que apuestan por el republicano Larry Elder para que releve a Newsom.

Un número creciente teme las consecuencias de revocar su mandato y sustituirlo con un conservador de extrema derecha posicionado para tomar su lugar, según una nueva encuesta realizada por el Instituto de Políticas Públicas.

El sondeo encontró que el 58 por ciento de los probables votantes consultados se oponen a destituir al gobernador, en comparación con el 39 por ciento que apoya su revocación, una brecha arraigada en la marcada división partidista entre los votantes demócratas y republicanos en el estado.

Como en otros estados donde tratan de afectar al partido en el gobierno, los sectores conservadores usan diferentes tácticas buscando culpar a los demócratas de errores que vienen de la anterior administración republicana en el pais.

Aunque la revocación es algo que los analistas estiman poco probable, Newsom advierte a los electores BB que deben tratar su voto en contra de su mandato como una decisión de vida o muerte.

En ese sentido los principales candidatos republicanos anunciaron que rescindirían las órdenes de su administración que consisten en que los escolares usen cubrebocas en las aulas y las vacunas obligatorias para los trabajadores de la salud.

También están en peligro los requisitos de que los empleados estatales, docentes y miembros del personal escolar sean inoculados o examinados regularmente para detectar el virus.

Por otra parte, en las últimas semanas se observó un aumento del temor de los votantes sobre las posibles secuelas en California si Newsom es destituido en las elecciones del 14 de septiembre y las crecientes preocupaciones sobre si la campaña para removerlo es un uso apropiado del proceso de revocación.

Según análisis de expertos y los resultados de encuestas, las opiniones de los posibles votantes sobre el actual gobernador y la elección revocatoria caen en gran medida a lo largo de las líneas partidistas en un estado donde los demócratas registrados superan en número a los republicanos casi dos a uno.

La última vez que California llevó a cabo un proceso de revocación fue en octubre de 2003, cuando el entonces mandatario estatal, el democrata Gray Davis, fue destituido y reemplazado por el republicano Arnold Schwarzenegger, cuyo gobierno se movió a una posición centrista que le gano el apoyo popular.

Por lo pronto, Elder, el aspirante conservador y presentador de programas de entrevistas, quien es el favorito entre muchos partidarios del expresidente Donald Trump, así como evangélicos, no parece convencer.

La boleta electoral del 14 de septiembre tiene dos preguntas: ¿Debería revocarse a Newsom de su cargo y, si es destituido, qué candidato sustituto debería ocupar su lugar?

Si contra los pronósticos, Newsom se va, el candidato que en la boleta reciba más voto lo relevara en el cargo, el cual no gano uno del partido rojo desde 2006.

En resumen, esta elección revocatoria tiene mucha importancia más cuando California está considerada la quinta economía del mundo.

En términos políticos el estado de California tiene 55 votos al Colegio Electoral, donde son necesarios 270 para ganar la presidencia del país y de los 435 miembros de la Cámara de Representantes 53 son del llamado Estado Dorado, más dos senadores.

A nivel estatal en la Asamblea General, 59 de los 80 escaños están en manos de los demócratas. En el Senado estatal, 31 de los 40 escaños están en manos de los demócratas. Un republicano no ha ganado una carrera estatal para el Senado en más de 30 años.

En los estados, los gobernadores son los encargados de la logística y la organización de las elecciones presidenciales, por lo que entre más gobernadores tenga un partido mayores serán sus posibilidades de llegar a la Casa Blanca.

Hasta ahora, expertos y encuestas predicen una victoria del gobernador Newsom. Sin embargo, a poco mas de una semanas de los comicios, la carrera está muy reñida, aseguran los que están en el campo contrario.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.