Chequea Salvador Valdés Mesa programas de autoabastecimiento en Santiago de Cuba

Spread the love

Santiago de Cuba, 25 jul.— Un estimulante intercambio sostuvo el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, con productores de alimentos de avanzada en la provincia santiaguera, acerca de nuevas estrategias, métodos y fórmulas, que ante la urgencia de poner diariamente en la mesa del cubano los alimentos, permitan reducir los plazo productivos en el sector agropecuario.

«Lo que antes se hacía en un año –dijo-, ahora hay que hacerlo en seis meses, y lo que requería un semestre tenemos que lograrlo en un mes, porque ya el tiempo de espera se acabó, y no se entiende que territorio alguno esté planificando la entrega mensual per cápita establecida de proteína animal, viandas, hortalizas y granos, para dentro de cinco o más años».

En su argumentación el también miembro del Buró Político del Partido enumeró entre los factores a favor de ese imperativo la autonomía concedida por la nueva Constitución a los municipios, los cuales pueden tomar decisiones con sus tierras, decidir cultivos, crear empleos y flexibilizar la comercialización, así como las 63 medidas aprobadas por el país para incentivas la producción.

A tono con esas garantías trascendió que de las 43 974 hectáreas previstas a plantar durante la campaña de primavera,  la provincia tiene sembradas 41 824 de viandas, hortalizas, granos y frutales, con predominio por sus crecimientos en áreas y la posibilidad de dedicar algunos volúmenes a la alimentación animal, para las variedades de plátano, el maíz, boniato, yuca y malanga.

Testimonio de las potencialidades existentes para el despegue reclamado constituyó la intervención del productor del municipio de Contramaestre, Yendry Mora Pelegrino, quien explicó cómo las medidas aprobadas lo han beneficiado en incremento de la tierra, créditos bancarios, aseguramiento de las producciones, la diversificación de cultivos y en la crianza de animales.

En igual sentido María Esther Padilla Rodríguez, presidenta de la cooperativa «Las Calabazas», de Segundo Frente, expuso que la producción cafetalera en 87 hectáreas les ha permitido siempre la rentabilidad, pero ante el llamado del país intercalar entre esas plantaciones plátano, ñame, calabaza y otras viandas, junto a la cría de aves y cerdos, han conseguido la solvencia económica.

Otras experiencias transmitieron el campesino Roberto Montero Fuentes con su finca integral de referencia en San Luis, Jorge Ortiz Despaigne mediante la aplicación de la genética en el proyecto ovino-caprino que asegura produciendo alimentos para los animales en la zona de Siboney, así como en sus respectivos polos productivos, los directivos de Laguna Blanca y Los Reynaldo.

«Estos son los ejemplos que necesitamos escuchar y generalizar  –apuntó Valdés Mesa–, para dejar un poco de hábitos y tendencias,  poner firmes los pies sobre la tierra y hacer mejor las cosas, y a lo largo del país hemos constatado que se impone revitalizar los movimientos de avanzada que permitan reconocer y estimular a los mejores productores, a los que trabajan prensando en el pueblos».

Junto a al Vicepresidente cubano, encabezaron el encuentro el  integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, José Ramón Monteagudo Ruiz, directivos nacionales del Ministerio de la Agricultura y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, y las   máximas autoridades del Partido y el gobierno en la provincia, Lázaro Expósito Canto y Beatriz Johnson Urrutia, respectivamente. ()

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *