José Martí, su doctrina se convirtió en una fuente inagotable del pensamiento revolucionario

José Martí, su doctrina se convirtió en una fuente inagotable del pensamiento revolucionario

Santiago de Cuba, 28 ene.— Hace 166 años, el 28 de enero de 1853 en una modesta casita de la calle Paula, en la Habana, nació José Julián Martí Pérez, quien 42 años después, el 19 de mayo de 1895, caería combatiendo a los colonialistas españoles, tras una corta pero excepcional existencia, que lo convirtió en el Héroe Nacional de Cuba.

Desde muy joven Martí supo de qué lado estaba el deber y consideró que la Patria era ara y no pedestal y por ello, sufrió prisión siendo todavía un adolescente. Después tuvo que abandonar la isla y se fue a recorrer otros caminos donde aprendió a conocer que “la libertad es el derecho que todo hombre tiene el derecho a ser honrado y a no conformarse con obedecer leyes injustas”

En esos caminos lejanos de la Patria, Martí se hizo abogado, doctor, crítico de arte, escritor, poeta, maestro, periodista y recorrió los caminos de nuestra América, como Bolívar, conociendo la tragedia de estos pueblos por lo que dijo: “que no había poema más triste y hermoso que el que se puede sacar de la historia americana”

Martí también vivió en el monstruo y conoció sus entrañas. Lo que le hizo convertirse en antimperialista y supo el peligro que el norte revuelto

y brutal representaba para América y por eso, su alma de revolucionario lo convenció que luchando por la independencia de Cuba lograría impedir a tiempo que Estados Unidos cayera sobre los pueblos americanos.

Cuando ya en su querida tierra la guerra por la independencia que él organizó había estallado el Apóstol regresó a la Patria donde al poco tiempo una bala enemiga le causó la muerte, dejando su ejemplo que otros hombres siguieron después hasta lograr la ansiada libertad el primero de enero de 1959.

165 años después de su nacimiento, José Martí sigue encabezando la lucha de su pueblo que lo tiene siempre presente, no el mármol lúgubre

y frío de una estatua o un monumento, sino en el quehacer diario, explosivo y de fuego de una Revolución que como volcán esparce las cenizas de su ejemplo por todo el mundo.

Recordemos hoy al Héroe Nacional Cubano en este nuevo aniversario de su natalicio diciendo: Esta es tu obra maestro.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.