Decir Chepín es decir Cuba

Decir Chepín es decir Cuba

Hoy 7 de noviembre se conmemora el aniversario 111 del nacimiento de Electo Rosell (Chepín)

Santiago de Cuba, 7 nov.— Por supuesto, el gran artista santiaguero se mantiene presente en nuestro acervo como un auténtico exponente de la música cubana y en particular, la santiaguera… ”Decir Chepin es decir Cuba” con este nombre se inmortalizó su obra en el documental realizado por un equipo de Tele Turquino en la década de los 80 del siglo XX.

La memoria citadina agradece por esta deferencia al inolvidable santiaguero que marcó época con su ritmo y sus letras, imbricados en el patrimonio cultural de la nación. Nació el 7 de noviembre del 1907 y desde joven se inclinó por el violín, el cual definió como su instrumento favorito… Junto a su amigo y pianista Bernardo Chauvin Villalón “Choven”, conformó un cuarteto, ampliado años después a siete miembros,  nombrándolo “Oriente Jazz”.

Por esa época se presentó la agrupación en un programa de la radio y el locutor Matías Vega Aguilera lo bautizó con el nombre de Orquesta Chepín Choven, que ganó el gusto y el cariño del pueblo hasta hoy, trascendiendo a la muerte del famoso director en 1984.

Esta orquesta conjuntamente con la de Mariano Mercerón constituyeron las primeras de estilo Jazz Band en toda la antigua provincia de Oriente. Pero ya había recorrido una buena parte de su historia musical iniciada a los 14 años de edad con su padre, el guitarrista José Rosell, su primer guía; posteriormente ingresó en la Academia Municipal de Bellas Artes donde continuó las clases de teoría, solfeo y violín con los maestros Ramón Figueroa y Ángel Castilla.

Luego junto a Jaime Prats viajó a Puerto Rico como violinista de la Compañía teatral Arquímedes Pous. La gira se extendió a Santo Domingo, Venezuela y Panamá. Luego regresó a Cuba y fue violinista en las proyecciones de cine mudo del recién inaugurado Teatro Cuba.

Con las grabaciones de la disquera RCA Victor se extendió su popularidad a todo el territorio nacional y en su historial se anota que durante 15 años, mantuvo un programa diario patrocinado por la fábrica de cigarros Edén y trasmitido por la Cadena Oriental de Radio, la emisora más importante de Santiago de Cuba, otrora capital de Oriente.

La orquesta realizó una gira por toda Cuba y grabó dos piezas tituladas “El platanal de Bartolo” con el cantante que años después deviniera en famoso universalmente Ibrahim Ferrer y el danzón “Bodas de Oro”, reconocido internacionalmente e interpretado por disimiles agrupaciones nuestras.

En el repertorio se distinguen los géneros son montuno, la guaracha, el danzón y el bolero. Desde sus primeros días, crearon el Chepínson, que consistió en agregar al más auténtico ritmo cubano un toque propio de las pailas, semejante al del pilón, y que hizo célebre a su cultor, Anselmo Ferrer, integrante de la orquesta.

Electo Rosell Horrutiner, forma parte del sello distintivo de la cubanía y cuando a finales de los 50 del siglo pasado reagrupó a sus músicos bajo el nombre “Chepín y su orquesta Oriental”, resaltó en lo más genuino un quehacer hasta los últimos años de su célebre vida.

Por señalar una sola de sus páginas, “El platanal de Bartolo” ha ido más allá de una pieza musical, además de la evocación en grandes bailables, hoy existen espacios de la ciudad que llevan este nombre como un especial de permanencia y homenaje.

El director actual de la agrupación es José Ramón Hernández, compositor y arreglista de la misma, quien continúa con la línea creativa del fundador.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.