Ornitólogos cubanos desarrollarán estudios sobre rutas migratorias de las aves de presa

Ornitólogos cubanos desarrollarán estudios sobre rutas migratorias de las aves de presa

Santiago de Cuba, 23 sep.— El proyecto del Corredor Biológico del Caribe (CBC) que desarrollan las Repúblicas de Haití, Dominicana y Cuba desde el 2007, durante los próximos cinco años estudiará las rutas migratorias de las aves de presa en el área del Caribe, al ser uno de los pájaros más importantes para mantener el equilibrio ecológico.

El vacióo de información referente a la temática conlleva a los especialistas en ornitología, del Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (BIOECO) a desarrollar investigaciones que les permitan conocer cuáles son los lugares en que se encuentran, el entorno, la ecología, de dónde proceden y hacia dónde van.

Para la bióloga y especialista en vertebrados, Flavia Tamayo Escobedo, las aves de presa son un indicador biológico de la situación en la que están los lugares en las que ellas radican. Constituyen un gancho para que las personas conozcan cómo está el equilibrio medioambiental, son fundamentales para evitar la propagación de enfermedades y la contaminación de fuentes de agua naturales. Estrategias de trabajo

Los estudios realizados por el DrC. Rodríguez Santana, indican que las aves rapaces utilizan las Antillas mayores y menores, para emigrar hacia el sur de América. Refieren sus investigaciones que el águila pescadora, es vista con frecuencia en la zona suroriental de Cuba, utilizando estos hábitats para alimentarse e irse moviendo hasta Suramérica; aunque, se desconoce su presencia en el área norte.

Tras estos primeros indicios y las consultas a los pobladores residentes en comunidades costeras se trazó una estrategia de trabajo. La MSc.

Carmen Placencia León, bióloga y ornitóloga de BIOECO, comentó a este medio de prensa que se realizarán monitoreos y puntos de conteos durante los meses de octubre y noviembre, en las zonas de Siboney y la Gran Piedra, de Santiago de Cuba, la Punta de Maisí, en Guantánamo y en las localidades de Bahía de Las Águilas y Punta Cana, en la isla La Española.

Refiere la especialista que este sistema de monitoreo les permitirá determinar cuál o cuáles son las rutas. De ahí la importancia de hacerlo, mantenerlo, convocar a personas para que colaboren, conserven las aves y los hábitats que ellas utilizan.

Como parte del trabajo se entrenará personal, técnicos y especialistas de las Repúblicas de Haití, Dominicana y Cuba, aunque los monitoreos serán a largo plazo.

El estudio de las rutas migratorias de las aves de rapaz, integrará los esfuerzos de conservación para mantener la población en un estado saludable, tanto en su sitio de reproducción, Norteamérica, como en las zonas que utiliza dentro del Caribe, antes de su paso a Suramérica.

En tal sentido el Corredor Biológico del Caribe fomenta el desarrollo sostenible y la conservación de los ecosistemas, hábitats y paisajes. La iniciativa trinacional se basa además, en la relación ser humano-naturaleza, y aspira a la integración de las restantes islas. A largo plazo las acciones de conservación, contribuirán a la preservación de la biodiversidad mundial.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.