lunes 28 noviembre 2022
EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

Implementación del plan de soberanía alimentaria en Cuba necesita de participación popular

Cubadebate
Cubadebate
Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba.
La participación popular es un aspecto clave del Plan de soberanía alimentaria y educación nutricional de Cuba, afirmó hoy el asesor de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Frei Betto.
Implementación del plan de soberanía alimentaria en Cuba necesita de participación popular

La participación popular es un aspecto clave del Plan de soberanía alimentaria y educación nutricional de Cuba, afirmó hoy el asesor de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Frei Betto.

Durante la presentación de dicho programa ante el cuerpo diplomático acreditado en la nación caribeña, el especialista significó que el diseño de la estrategia cubana en esta materia está basado en la Educación Popular y, por tanto, su principal desarrollo está en las comunidades, donde se realiza la producción agropecuaria.

Betto enfatizó en la importancia de crear un movimiento tan grande en las bases populares como ocurrió en 1961 para la Campaña de Alfabetización, cuando el país se volcó a la eliminación del analfabetismo y lo borró para siempre de su historia.

Es un asunto vital para Cuba, remarcó, pues resulta insostenible mantener importaciones anuales de alimentos por más de 2000 millones de dólares, y que casi el 60% de lo que se consume en la isla llegue por esa vía.

La alimentación es el primero de los derechos humanos, de ahí la urgencia de buscar todas las alternativas para garantizarla, señaló el asesor, quien comentó que si bien en la nación caribeña no existe el hambre, sí hay riesgo de inseguridad alimentaria debido al bloqueo económico de Estados Unidos, las afectaciones del cambio climático y otros factores.

Betto refirió que el Plan atenderá no solo la producción agropecuaria para la sustitución de importaciones, sino que abordará de manera integral la vida en las zonas productivas y fenómenos sociales como la falta de relevo generacional en los campos, debido a la profesionalización y la migración hacia las ciudades.

Además, permitirá valorar más lo que se obtiene como fruto del trabajo nacional, lo cual debe incidir en el rescate de la autoestima de quienes labran la tierra, consideró.

No obstante, no se trata de una tarea fácil, explicó, pues requiere cambios culturales muy fuertes, relacionados con los hábitos productivos y alimentarios.

Puso como ejemplo que este es un país productor de yuca y maíz, sin embargo consume pan a base de harina de trigo que debe importar. Transformar situaciones como esa conlleva tiempo y acciones de educación y comunicación continuas, precisó.

Estos últimos aspectos también desempeñan un papel relevante para la consecución del Plan, dijo Betto, que enfatizó en la necesidad de la educación nutricional para evitar problemas de salud como la obesidad mórbida, que puede convertirse en un problema social por la discriminación hacia estas personas.

Ydael Pérez Brito, ministro de la Agricultura, y Frei Betto, recabaron la colaboración que pueden brindar diversos países y organismos internacionales a la implementación del  Plan SAN.

Ante el cuerpo diplomático acreditado en La Habana, y en presencia de Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político y Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y de otros ministros, fue presentado el referido programa, una de las bases de la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional, que en abril aprobará el Parlamento.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.